Posible cambio de U.E tiene en vilo a padres de familia

Ibarra. “No queremos ser trasladados al Milagro, por la distancia e inseguridad”, con esas palabras Erika Bravo, presidenta del comité central de padres de familia de la unidad educativa de Sordos mostró su malestar ante la situación que están viviendo.

La institución que al momento está regentada por el ministerio de Educación deberá salir del escenario donde al momento se encuentra.

La problemática va más allá. Pues a decir de los padres de familia, esa infraestructura le pertenece a la institución y no al Patronato de Imbabura, como se conoce.

“En la administración del alcalde Mauricio Larrea se nos donó esa infraestructura. Sin embargo años después una señora ha donado al Patronato esa edificación”, reconoce Bravo.

Un equipo de EL NORTE llegó hasta la Coordinación Zonal de Educación para averiguar del tema, pero no fue atendido.

Desde la vocería de Comunicación se informó que hoy se pronunciarán al respecto. Hasta ayer el funcionario delegado al caso se encontraba fuera de la provincia de Imbabura.

Existe la posibilidad que la unidad educativa de Sordos sea trasladada hasta el sector de El Milagro.