Pornografía en la web, una adicción peligrosa

porno

IBARRA. El 37% de las páginas en línea tiene contenidos pornográficos. Un estudio lo reveló y refleja los riesgos de qué peligroso y adictivo se puede volver el uso de estos sitios para adultos. Nadie está libre de consumirlo y el riesgo radica cuando no se lo puede dejar de consumir.

Cuando empieza el problema es cuando empieza atacar la forma en que uno lleva su vida. Todo lo que debería ser normal deja de serlo y se vuelve un caos. Tanto físicamente como mentalmente la persona se vuelve afectada por la pornografía y es allí cuando se debe buscar ayuda.

UN RELATO

“No podía concentrarme ni siquiera en las actividades diarias más sencillas. No sabía que tenía un problema con el porno. No lo reconocía, pero fui un adicto durante tres años”, así describe Fernando (nombre ficticio) la difícil vida que llevaba cuando se hizo adicto a la pornografía en la web.

Sus padres le regalaron una computadora portátil y, como muchos adolescentes, comenzó a buscar en internet sitios relacionados con el tema.

“Rápidamente se convirtió en una actividad diaria. Veía porno dos horas cada día. Y en algún momento, el contenido que empecé a consumir empezó a perturbarme e intranquilizarme”, dijo Fernando.

Temblores e insomnio afectaban la vida del joven que observaba porno en la web todo su tiempo libre. El mundo real para él era casi nulo porque se involucraba tanto en el material para adultos que no podía desconectarse por mucho tiempo.

“Decidí abstenerme del porno y la masturbación por 100 días. Las primeras dos semanas fueron horribles, tuve muchos cambios de humor. Fue realmente difícil”, cuenta Fernando.

Además explica que: “Había noches en las que no podía dormir. Otras, me despertaba sudando frío. En ocasiones comenzaba a temblar sin razón. Algunas veces me sentía muy ansioso y otras que podía conquistar al mundo y hacer cualquier cosa que quisiera”.

Todo esto le llevó a vivir una vida vacía y sin sentido. Todo lo que tenía era sus sitios web para adultos. Fue en ese momento que Fernando buscó ayuda.

Él acudió a un psicólogo y con terapia pudo entender el mal que hacía a su mente. Ahora el joven que, una vez fue adicto a la pornografía en la web, ahora dedica su tiempo al estudio y al deporte.

Pasaron los años y encontró una novia que lo valora y entiende por lo que pasó. Ahora él envía un mensaje para quienes padecen de este mal. “Nunca se sientan solos. El desconectarse del mundo no les quitará lo que más necesitan ahora. El poder vivir la vida”.

EL LADO PSICOLÓGICO

“La pornografía está prácticamente en cualquier parte. Internet ha hecho más fácil que nunca desarrollar una fijación erótica. Cuando el uso del porno se vuelve intenso en frecuencia o duración, comienza a interferir en otras áreas de la vida de la persona”, indica la psicóloga Ana Ruiz.

En lo que respecta específicamente a las relaciones de pareja, la especialista señala que, en algunos casos, la pornografía puede ser beneficiosa para algunos.

Sin embargo, en el caso de hombres en parejas heterosexuales, lo que suele ocurrir es que se desconectan emocionalmente de la persona que tienen a su lado.

ACTOS ILEGALES

En este año se han registrado dos casos de pornografía infantil en Otavalo. En ambos casos, el personal de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes, Dinapen descubrió a los infractores.

“Se descubrió a las personas, que tenían fotos de dos adolescentes en ropa interior. Ellos tenían esto en las redes sociales, pero luego de un operativo logramos detenerlos”, explicó Marco Casanova, jefe de Dinapen Otavalo.
La investigación de este caso comenzó tras una denuncia presentada. Según los investigadores, los infractores manejaban una cuenta falsa en Facebook con la que se contactó con las víctimas.

De esta forma las habrían seducido mediante engaños para que le enviara fotografías de su cuerpo desnudo.
Luego presuntamente, los delincuentes amenazaron con difundir esas fotos y matar a su familia, en el caso de que no continuara enviándole más fotografías de este tipo.

“La pornografía infantil es una actividad sumamente grave, en la cual la extensión del tráfico de material y producción de contenidos de pornografía vinculada a los menores se vio claramente facilitado por las nuevas tecnologías” comenta el jurisconsulto Miguel Ángel Arévalo.

Durante las investigaciones, los uniformados analizaron las conversaciones mantenidas a través de redes sociales, con las que se vinculó a los detenidos.

“Las recomendaciones que se les hace a los padres es tener más vigilados a sus hijos.

En algunas ocasiones, se debe revisar las páginas sociales e ingresarse a las cuentas, pues al ser menores de edad, ellos tienen la obligación de vigilar a sus hijos”, explicó Casanova.

CONCLUSIÓN

El problema con la adicción a la pornografía, es básicamente el relacionado con una percepción alterada. La exposición constante a la pornografía, cambia la forma en que una persona ve a la gente que le rodea.

Esto puede desencadenar problemas serios de salud y mentales por lo que es importante la búsqueda de ayuda profesional.