Policías de paz llegan a la zona de más contagios

Quito.- Una a una, las unidades élite de la Policía Nacional, se van sumando al intenso trabajo que se realiza en la provincia de Guayas, zona del epicentro de contagios por la Covid-19 en el país. La institución ha desplegado un gran contingente de uniformados para reforzar el trabajo operativo en esas zonas, donde la situación actual, debido a la emergencia sanitaria y por el incremento de personas que han dado positivo a la pandemia, así lo requiere.

Más detalles
El último martes, a este grupo, se unieron 52 uniformados llamados ‘Cascos Azules’, que son expertos en misiones de paz. Este grupo se unirá a los 178 servidores policiales de las distintas unidades especiales que viajaron hasta Guayaquil el último sábado, para fortalecer las labores policiales, donde la lucha constante por combatir la Covid-19, es ardua y permanente.
Los policías ‘Cascos Azules’ van llevando consigo su misión de paz y de ayuda humanitaria, ya que se han preparado bajo las misiones de paz de la Organización de Naciones Unidas (ONU), a través de organizaciones internacionales filiales a la ONU, y en Ecuador a través de la Unidad Escuela de Misiones de Paz (UEMPE) del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, con el objetivo de crear y mantener la tranquilidad en áreas de conflictos, monitorear y observar los procesos de pacificación y en la implementación de tratados con fines pacíficos.

Declaración
El mayor Jaime Salgado, coordinador de los policías de Naciones Unidas en el Ecuador, resaltó la importancia de la asistencia humanitaria que van a aportar en esta emergencia. “Hoy tenemos la oportunidad de poner en marcha todos nuestros conocimientos sobre las labores de ayuda humanitaria, poniéndonos una vez más al servicio de la patria y la institución” dijo.