Policía rescata a menores

Más de 50 adolesp31f1centes fueron recuperados de un centro de diversiones que funcionaba fuera del horario establecido, en donde aparentemente además se expendían bebidas alcohólicas. Personal de la Dirección Nacional de Policía Especializada para niños, niñas y adolescentes (DINAPEN), ingresó al sitio tras labores de información que determinaron el presunto riesgo al que estaban expuestos los adolescentes.

 

 

HECHO. Los uniformados llegaron a un bar ubicado en la intersección de las calles Sánchez y Cifuentes y Jaime Rivadeneira en donde al parecer se desarrollaba una matiné. El local no contaba con los permisos correspondientes para su legal funcionamiento. Edgar López, comandante de Policía de la Subzona de Imbabura dio a conocer sobre el particular la noche del jueves. Los muchachos fueron trasladados hasta los patios del Comando de Policía a la espera de ser reclamados por sus progenitores o representantes legales. “Nadie pudo determinar la responsabilidad de este hecho, el DJ, tampoco aportó con mayor información en cuanto a quien lo contrató”, dijo el oficial.

SANCIONES. El particular será puesto en conocimiento del intendente de Policía para que tome los correctivos y clausure a este sitio, agregó la autoridad policial. En cuanto a los adolescentes, uno a uno sus padres y representantes llegaron. En algunos casos los menores convocaron a otros familiares que también arribaron al sitio. Correazos, regaños, entre otros, se pudieron observar por parte de los progenitores hacia los muchachos y muchachas que esperaban en la entidad policial.

EVIDENCIA. Botellas de cerveza y un envase tipo pila en el que se encontró marihuana, fueron hallados en el bar y presentados como evidencia ante las autoridades competentes. El menor que portaba el alcaloide fue aislado. “Estos operativos continuarán, los menores son vulnerables a cualquier tipo de peligro, por lo que durante estas vacaciones se realizarán los controles necesarios para protegerlos”, resaltó López.

RECOMENDACIÓN. Como parte de un trabajo preventivo, el jefe del Comando reitera a los padres y representantes de los menores controlar el paradero de sus hijos a fin de evitar que sean presa de malos ambientes y vulnerables al peligro.