Policía ofrece nuevo servicio comunitario

Otavalo.- Mañana en la Corte Provincial de Imbabura se conocerá si un caso de delito sexual puede ser declinado a la justicia indígena. El hecho se cometió en la comunidad Agato de la parroquia Miguel Egas Cabezas. Así lo confirmó Enrique Cáceres, abogado defensor del procesado. “Estamos sustentando nuestro pedido de acuerdo al ordenamiento jurídico”, comenta.

La premisa se basa en el artículo 171 de la Constitución de la República donde se establece que “…Las autoridades aplicarán normas y procedimientos propios para la solución de sus conflictos internos, que no sean contrarios a la Constitución y a los derechos humanos reconocidos en instrumentos internacionales”.

El pedido de declinación de competencia se puede dirimir mañana en Ibarra. Según se tiene programado, la audiencia se realizará desde las 09:00 en la Corte Provincial de Justicia. “Conozco que los moradores van a protestar y exigir sus derechos. Ellos quieren juzgarlo en la comunidad”, explicó Cáceres.

Hechos. En el 2013 los padres de una mujer que en aquella época era menor de edad, pusieron la denuncia por abuso sexual en contra de dos hombres. Hay expectativa por lo que pueda pasar mañana. Se tiene previsto una protesta en los exteriores de la corte.

Otavalo. Mientras la Policía del Distrito Valle del Amanecer, asegura que la seguridad está controlada en el cantón, los hechos delictivos dicen todo lo contrario. El Centro de Salud de Punyaro, volvió a sufrir el segundo robo en lo que va del año. Esta vez se llevaron cinco computadoras, medicinas e implementos médicos. El valor bordea los 6 mil dólares. Así lo explicó Humberto Castañeda, director distrital de Salud.

Primer hurto. El 16 de febrero pasado también se registró un robo en el mismo lugar. En aquella oportunidad se sustrajeron cuatro computadoras, el perjuicio bordeó los 3 mil 500 dólares.

Hasta el momento no se tiene indicio alguno sobre los autores de estos robos. Sin embargo se presume que es una banda organizada la que cometió el ilícito.

A pesar del robo sufrido en Punyaro, la atención fue normal el día de ayer “Estamos trabajando con las Juntas parroquiales, Policía y comunidad para que nos ayuden”, corrobora Castañeda. Hasta el momento son casi 28 mil dólares los que se han robado en los centros de salud del cantón.

Otros casos. El primer robo se registró el 7 de diciembre de 2017 en el Centro de Salud de Agato, donde se sustrajeron nueve computadoras. El daño en este escenario fue de 6 mil dólares. Un mes después los antisociales visitaron el Centro de Salud de la parroquia de San José de Quinchinche, donde se sustrajeron 6 computadoras y dos equipos técnicos. (RQ)

Otavalo. El programa ‘Encargo a domicilio’, es uno de los servicios preferidos por los ciudadanos de la localidad. En el caso de Otavalo, los uniformados del distrito están a las órdenes de la comunidad. Así lo explicó Alisson Galeano, teniente de Policía quien está al frente de la Unidad de Policía Comunitaria de Peguche. “Es un servicio que prestamos en caso que las personas que no estén en su domicilio lo requieran”, comentó.

Procedimiento. Las personas que deseen el servicio deben concurrir a la UPC más cercana al domicilio para realizar los trámites. Se necesita llenar un formulario con los datos personales. Los uniformados harán una visita a la vivienda previamente para brindar algunos consejos de protección. Luego de esto se inicia el operativo. (RQ)

Humberto Castañeda, funcionario del Centro de Salud de Punyaro, muestra el lugar por donde ingresaron los ladrones.
Alberto Bolaños es uno de los uniformados que cuidan la Casa Blanca de Peguche.