Al menos 75 muertos y decenas de heridos en amotinamientos de tres cárceles del país

Más de 70 reclusos murieron este martes 23 de febrero, en una serie de amotinamientos ocurridos en tres prisiones de varias ciudades de Ecuador. Así lo confirmó Edmundo Moncayo, general de la Policía en servicio pasivo y director general del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI) en rueda de prensa.

Durante su intervención Moncayo confirmó que fueron 62 fallecidos y que tienen los indicios suficientes para determinar que se trata de una disputa por el liderazgo de pandillas en el interior de las cárceles del país, luego que alias ‘Rasquiña’ fuera abatido en diciembre pasado. A las 20:00 mediante Twitter se comunicó que aumentó en 13 el número de víctimas mortales con un total de 75 (Hasta las 21:00 del martes 23 de febrero).

Entre las redes que actuaron en estos incidentes violentos están: Los Choneros, Los Lagartos, Los Lobos, Los Chonekillers, Los Pipos, Los Tigerone a cargo de cerca de 36 mil miembros.

Previamente, una fuente del Servicio de Atención de Personas Privadas de Libertas (SNAI) había informado del fallecimiento de 8 reclusos en la provincia costera del Guayas y 8 en la andina de Cotopaxi.

Sin embargo, había apuntado que la cifra podía subir pues también hubo un amotinamiento en una cárcel de la provincia andina del Azuay, y “es ahí donde, tal vez, tengamos la mayor cantidad de fallecidos”. Según Moncayo sumaron 38 en la cárcel azuaya.

Asimismo, indicó que se han registrado varios heridos leves y algunas personas privadas de la libertad fueron trasladadas a hospitales y “están estables”. o hubo fallecidos entre los servidores policiales y personas que se encontraban al interior de las cárceles fueron evacuados a tiempo, confirmó en la rueda de prensa.

Durante la disputa que se habría producido entre bandas, varios guías penitenciarios fueron retenidos por internos en cuatro pabellones, siendo liberados tiempo después “sin ningún tipo de lesión”, de acuerdo con el jefe de Policía que estuvo a cargo del operativo, Francisco Silva.

Por el momento ninguna fuente ha ofrecido una explicación a la coincidencia de los tres motines, que estarían parcialmente controlados.

El ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, indicó en Twitter que “ante la acción concertada de organizaciones criminales para generar violencia en centros penitenciarios del país, desde el Puesto de Mando Unificado conjuntamente con mando policial gestionamos acciones, para recuperar el control”.

 

Durante el programa “De frente con el Presidente”, el mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno, indicó que ha autorizado “que se use la fuerza de manera progresiva para asegurar la seguridad de los ciudadanos que se encuentran en estado de reclusión” a fin de controlar los motines que se dan de forma simultánea en tres cárceles del país.

“En un recinto carcelario ya ha sido controlada esta actividad sincronizada de esta pelea de mafias organizadas que ventajosamente se da con poca frecuencia, pero siempre causa agitamiento social y la preocupación del Ejecutivo y la Policía”, añadió Moreno.

El SNAI agregó también que la noche del lunes se realizó una requisa en la Cárcel Penitenciaria del Litoral, ubicada a pocos metros de la cárcel regional.

Estos hechos se habrían dado en “señal de resistencia y rechazo por parte de los internos, ante estas acciones de control”, de acuerdo con la institución.