Policarpa Salabarrieta

Policarpa Salabarrieta, la heroína más popular de la Nueva Granada (actual Colombia), nació en la Villa de Guaduas, el 26 de enero de 1 795.

Hija de Joaquín Salabarrieta y Mariana Ríos, tuvo cinco hermanos. Su padre perteneció al grupo “Los comuneros”, revolucionarios que luchaban contra los opresores de la época. Joaquín fue condenado a prisión y a realizar trabajos forzados.

Policarpa fue muy buena estudiante y desde temprana edad empezó a inquietarse por las cosas injustas que sucedían a su alrededor. Por sus virtudes fue víctima de intrigas y desaires, como cuando la mujer del Corregidor de Guaduas, por envidia y desprecio le llamó “La Pola”, seudónimo con el que, paradójicamente, los colombianos recuerdan a la heroína con respeto y admiración. Policarpa aportó muchísimo a la causa libertaria: organizó tropas, consiguió armas y ayuda económica para sostener la lucha contra los opresores.

Amó a su patria sobre todas las cosas, a tal punto que con su novio, Alejo Savarain, juraron que no se casarían mientras no hayan conquistado la libertad para el pueblo. El gobierno puso precio a su cabeza y a la de los demás patriotas. Fue apresada y humillada. Policarpa y su novio fueron fusilados el 14 de noviembre de 1817.

En el Ecuador, muchas escuelas llevaron el nombre de Policarpa Salabarrieta, dos de ellas, la de Mira y la de Atuntaqui, fueron cerradas durante el gobierno de Rafael Correa.