Poder Legislativo en nuevo periodo

marcelo almeida pastorLevantar una cantidad de ruido y la más grande polvareda que sea posible, es la consigna de quienes se frotan las manos, poniéndoles en escena a los nuevos actores de la política en el Ecuador. Los encargados ya no son las moribundas tiendas partidistas ni los anquilosados líderes neoliberales; la estrategia es otra para tratar de maquinar la opinión pública, pues la decisión que han tomado, es hacerlo a través de manifiestos y pronunciamientos insistentemente reiterados en sus empresas de comunicación.

Como está a la luz del día este rol, cumplen varios de sus empleados y diligentes activistas que tratan, con y sin éxito de blandir sus argumentos. Un ejemplo de esta vorágine, es la opinión que actualmente se levanta sobre el funcionamiento del Poder Legislativo para el nuevo periodo 2013. La tesis fabricada tiene el propósito de minar la institucionalidad de la Asamblea Nacional. Según sus apocalípticos augurios, una especie de hecatombe estaría próxima a ocurrir en el país entero; se rasgan las vestiduras satanizando la participación de la mayoría legislativa, la acusan de “levantamanos”, de borregos y los tildan de incapaces. Es decir, los han juzgado y sentenciado aun antes de que inicien sus labores. ¿Por qué lo hacen? ¿Cuál es su propósito? ¿A quién conviene su esmerado esfuerzo? Bueno  a guisa de iniciales reflexiones, se podría decir que el objetivo político es desprestigiar a la Función Legislativa para torpedear la institucionalidad democrática en una guerra declarada al sistema participativo. Recuérdese que las mayorías y minorías devienen del pronunciamiento popular en las urnas. Ocurre que en esta vez, los votos depositados por la voluntad del soberano, quieren que la legislación dinamice más rápido el proceso de transformaciones sociales. Este es el pavor que espanta al poder económico, entonces reaccionan para evitar al máximo que esto se concrete. Atacar al congreso es curarse en sano y si logran persuadir electores, eso convendrá para volver al pasado.  

 

Marcelo Almeida Pástor

      malmeida@utn.edu.ec