Plusvalía, ¿sinónimo de especulación?

pedro ramirezLas recientes obras emprendidas  por el Gobierno  de la “revolución ciudadana” y  los diferentes gobiernos locales como Yachay en Urcuquí, el ensanche vial Otavalo- Ibarra,  Bulevar Céntrica en Ibarra, la Universidad Politécnica en Tulcán, ahora el “nuevo” Mercado 24 de Mayo en Otavalo, si a esto  añadimos  la actuación –no es corretaje-  en especial en Otavalo  de una mayoría de intermediarios neófitos, se genera una  injustificada reacción en cadena  que encarece los  predios aledaños a estas obras terminando en una  espiral especulativa.

Indudablemente que cuando se ejecutan nuevas obras  los terrenos aledaños  mejoran su plusvalía (diferencia de precio entre el antes  y el después)  pero no como para llevar a  una especulación (precios ficticios)  como aconteció hace años atrás en la calle Sucre, en Otavalo. ¿Quién controla la especulación de precios de terrenos? Mejorar la plusvalía de un predio no es sinónimo de especulación como estaría sucediendo en algunas ciudades. En Urcuquí antes de Yachay no había quien compre  predios  sin embargo de que eran  baratos, hoy  los precios se han disparado por el hecho de ser  sede de una nueva ciudad  que de funcionar  como dicen las autoridades, no sería  costosa como  para especular desde ahora con los precios.  En Ibarra sucede igual con Céntrica, pocos predios aledaños eran utilizados para  residencias ahora los antes predios baldíos son motivo de especulación ¿Quién controla? En Tulcán, alrededor de la Universidad Politécnica Estatal del Carchi, predios que antes mantenían precios bajos   han mejorado su plusvalía porque se han convertido en terrenos urbanizados,  ¿se generará especulación? En Otavalo, que según  las autoridades  el “nuevo” Mercado sería el “más grande del Ecuador” –aunque en Guayaquil está asentado el mayor Mercado- se ha desatado una ola especulativa en precios de predios en torno al antiguo estadio, iniciada por   intermediarios neófitos aupados por el ningún control de  autoridades. Mejoramiento de  plusvalía si, especulación no. 

 

Pedro Manuel Ramírez

      pm_ramirezt@hotmail.com