Piratas a semifinal tras dejar en el camino a Punto Rojo

Otavalo. Piratas de los Lagos nunca perdió el invicto en Ibarra y en Otavalo durante los cuatro partidos que se midió con Punto Rojo en la Liga Nacional de Baloncesto. Ayer con autoridad superó al equipo otavaleño en condición de visitante. Con un juego rápido y efectivo Piratas derrotó 87 a 74 a Punto Rojo y se convirtió en el segundo equipo en clasificar a la semifinal de los playoffs. El primer club que llegó a esa instancia fue Guerreros.

Dominio total. El segundo juego de los Playoffs de la Liga Nacional de Baloncesto se desarrolló con un coliseo casi lleno. El club Punto Rojo llegó al partido con sed de revancha pero se topó con un quinteto sólido en sus líneas y no pudo forzar a un tercer compromiso.

Iván Arévalo de 47 años de edad, llegó al coliseo Francisco Páez de Otavalo para mirar por primera vez en ese reducto a ambos elencos imbabureños. Él es entrenador y dirigente de baloncesto en la provincia. Con sabiduría dijo antes de que inicie el juego, que Piratas tenía condiciones para llegar a la siguiente instancia y no se equivocó. El primer cuarto fue para Punto Rojo. Estuvo arriba del marcador 23 a 17 e impresionó a los seguidores como lo hizo en el partido del pasado martes en Ibarra. Pero esa supremacía no duró mucho tiempo. Piratas empezó a dominar y doblegó desde el segundo cuarto hasta el último sin problemas.

Reacción del capitán. Al final del partido Paúl Cano, líder de Piratas dijo que ya piensan en la semifinal y aseguró que no importa el rival ya que para alcanzar el título se necesita ganar en la cancha a cualquier equipo de turno.

El próximo rival de Piratas de los Lagos podría ser Juvenil de Vinces o Leones de Riobamba