Piden que se apruebe la normativa anti libadores en Otavalo

libadoresOTAVALO. Nueve meses han pasado desde que se presentó un proyecto de ordenanza que regula, prohíbe y sanciona el consumo y expendio de bebidas alcohólicas en espacios públicos del cantón y no hay respuesta alguna.

La iniciativa nace desde la Comisaria Nacional y la Intendencia de Imbabura que busca controlar este mal que acecha a la sociedad. Hasta el momento Otavalo es el único cantón de la provincia que no aprueba esta normativa que ya está vigente en Ibarra y Antonio Ante.
El expendio y el consumo de licor artesanal no procesado no terminan. Las tiendas que continúen con la venta de esta bebida serán clausuradas. Las autoridades del cantón realizarán constantes operativos de control.
De acuerdo a los documentos fechados por la Comisaria Nacional, la diligencia se hizo el 14 de julio de 2014.
“Este día presentamos al Municipio este proyecto de ordenanza que ya se lo aplica en varios cantones de Imbabura y el país”, dice Miguel Seraquive, comisario nacional en Otavalo.
Desde esta fecha lo único que hay son buenas intenciones y ofrecimientos. El expendio y el consumo de licor artesanal no procesado es voz populi en el cantón.
Las tiendas venden de manera ilegal este producto. A pesar de los constantes operativos que realiza la Policia Nacional, la comercialización sigue. Aunque esto se ve más en la zonas rurales. Parroquias como San Pablo, Eugenio Espejo y San Rafael, predominan. A nivel urbano, se ha erradicado la comercialización.

PROBLEMA SOCIAL
En un recorrido que el jueves último realizó un equipo de este rotativo se pudo constar un grupo de 10 personas en estado etílico en las inmediaciones del barrio El Batán, en pleno centro de la ciudad. Aparentemente todos habían ingerido licor artesanal no procesado.
En operativos anteriores en las tiendas de este sector las autoridades procedieron encontraron alrededor 50 litros de licor en galones de Tesalia.
“Es una urgencia que los concejales aprueben esta ordenanza. Necesitamos tomar acciones rápidas”, agrega Seraquive quien no pierde las esperanzas que en este año se logre aprobar la normativa.
En Imbabura los cantones de Urcuquí y Antonio Ante ya tienen aprobada la normativa.
“Esta ordenanza nos permitirá realizar un trabajo articulado entre agentes civiles de tránsito, Policía Municipal y Policía Nacional”, dijo Fabricio Reascos intendente general de Policía en Imbabura en declaraciones anteriores. El funcionario de Estado considera que esta normativa permitirá evitar el abuso de las personas libadoras en los espacios públicas. La iniciativa nace desde el Ministerio del Interior donde se han dictado las directrices para que esta normativa sea aprobada en cada uno de los cantones del país.