Piden flexibilidad aduanera

3f1IBARRA.  Son varios los comerciantes del Valle del Chota que exigen mayor flexibilidad a las autoridades aduaneras de Ecuador que  controlan el paso de mercadería en la frontera norte. La gobernadora de Imbabura Gabriela Rivadeneira se comprometió en mantener diálogos binacionales con la finalidad de solucionar el inconveniente.

Los ciudadanos.  María Herlinda Solaa, dijo que ella al igual que muchos otros ciudadanos son pequeños comerciantes del Valle del Chota, que compran mercadería colombiana para comercializarla en los mercados ecuatorianos, sin embargo tienen varios inconvenientes.“Los aduaneros, nos quitan nuestra mercadería, nosotros queremos pagar un impuesto, pero eso no aceptan y nos quitan nuestros productos”, señaló la ciudadana.   
Los comerciantes coinciden en que son al menos 300 los “comerciantes” perjudicados, ya que dicen necesitan trabajar y es serçia su único sustento, ya que indican en el Valle del Chota no hay fuentes de trabajo.
Además consideran que se trata de un problema racial, por cuanto señalan ellos sí están dispuestos a pagar los impuestos, pero dicen que ni eso les permiten en los controles aduaneros.

La representante del Gobierno.   “Estamos trabajando entre la Gobernación de Imbabura y la Gobernación del Carchi, para buscar acuerdos que les permitan seguir comercializando sus productos”, dijo la Gobernadora Gabriela Rivadeneria, “pero es importante que conozcan que también existen productos que están prohibidos de comercializarlos dentro del país. Con ellos (la gente) hemos llegado a un acuerdo previo de que vamos hacer una reunión biprovincial, ya que el inconveniente es en la frontra norte, en el Puente de Rumichaca”, finalizó la representante del Gobierno.