Piden celeridad para el nuevo Código de Salud

Ibarra. Aprobar en segundo y definitivo debate el Código de Salud (COS) es uno de los temas pendientes que debe trabajar la Asamblea Nacional en este 2019. Han pasado ya 7 años del ingreso de este proyecto pero el primer logro apenas se consiguió en diciembre pasado cuando con 8 votos afirmativos, la Comisión Permanente del Derecho a la Salud de la Asamblea Nacional, aprobó el informe para el siguiente debate.

Piden prioridad. Con el fin de propiciar la participación activa y corresponsabilidad ciudadana en esta iniciativa, Salomón Proaño, Presidente Nacional de la Red de Profesionales por la Salud (RPPS), fue categórico en pronunciar la necesidad de que el proyecto unificado sea tratado en el pleno de la Asamblea Nacional de manera prioritaria, es decir, los primeros días del próximo mes.

“Considero que después de haber cumplido con el debido proceso y el análisis correspondiente, es procedente que se debata y se apruebe por el pleno de la Asamblea”, indicó. Por tal motivo hace un llamado a la Presidenta de la Asam-blea Nacional, Elizabeth Cabezas, para instar a que se coloque a la brevedad posible en la agenda del pleno la aprobación del COS.

Proaño añade que esta iniciativa se origina a partir de la necesidad de preservar la salud, como un derecho humano fundamental, que debe ser garantizado.

Integración de leyes. En entrevistas recogidas por medios nacionales, la ministra de Salud, Verónica Espinosa, destacó las bondades de este nuevo instrumento jurídico. “Hay leyes dispersas sobre la salud de la mujer, de la niñez, del adulto mayor y de las personas con discapacidades. El COS engloba el bienestar de la ciudadanía y un enfoque para quienes están en situación de vulnerabilidad”.

Además la normativa aborda los aspectos que tienen que ver con la donación y trasplante de órganos, así como la normativa para la producción de componentes sanguíneos y la forma de transportarlos.

Único ente. El COS establece de forma oficial la rectoría del Ministerio de Salud Pública como ente único de todas las políticas sanitarias del país.

El texto garantizará el acceso de forma gratuita, para toda la población, a los servicios de salud (medicamentos) y la entrega de un presupuesto estatal, independiente del Gobierno de turno.

Responsabilidad. La nueva legislación incluirá una sección específica en donde los profesionales de la salud van a ser responsables exclusivamente de los daños a los que sean directamente atribuibles. De esta forma quien investigue cualquier suceso (muerte, negligencia, etc.) será el Ministerio de Salud o la entidad que se considere adecuada y con eso garantiza que se revise primero a nivel Técnico Médico Sanitario, esto según Proaño es muy importante para los médicos.

Cáncer. El código enfoca a esta enfermedad como prioridad y establece la atención de una forma integral. “El cáncer tiene diferentes fases y por lo tanto no es lo mismo tratar un cáncer en una primera etapas que en una tercera o cuarta por lo que el código establece que en todo el sistema de salud se haga una prevención de la enfermedad y esto es muy importante, la detección oportuna y la atención integral”, explicó Proaño.

Cannabis. En este punto explicó que lo único que se manifiesta en el COS es el fin terapeútico. “No hace mención al tema del uso del cannabis con fines recreativos, no hay que tergiversar”, enfatizó el médico y dijo que a nivel mundial existen estudios científicos que avalan su uso para tratar enfermedades. “Lo que nos dice el código es que los profesionales de la salud estarían autorizados para la prescripción de medicamentos que contengan sustancias sujetas a fiscalización como el cannabis, es decir, solamente en casos puntuales”.

En la gráfica, el odontólogo Fausto Rosas mientras atiende a una de sus pacientes.
La pediatra Karin Millan revisa a una niña lactante. La salud a infantes también se contempla en el proyecto.
La enfermera Germania Cancán es parte de todos los profesionales que a nivel del Ecuador están inmersos en este tema.