Piden atención y seguridad

Ibarra. “Aquí se ve de todo. Los malos olores y la inseguridad es de todos los días”, son palabras de Blanca Borja, comerciante que tiene su puesto en el parque Monseñor Leonidas Proaño. Similar situación se vive en el parque Germán Grijalva de la Ciudad Blanca.

Denuncia. Luego de que se generara en redes sociales una denuncia de que el parque Monseñor Leonidas Proaño emanaba malos olores y una mala imagen, un equipo de Diario EL NORTE recorrió los dos lugares, para conocer la realidad de esos espacios públicos.

Malos olores. Al estar ubicado en el ingreso principal de la ciudad, el parque Monseñor Leonidas Proaño recibe a turistas tanto nacionales y extranjeros.

Sin embargo la inseguridad se ha apoderado del lugar y el descuido ha generado que ese escenario tenga una mala imagen y que provoque ahuyentar a los visitantes. “Ni en el día y existiendo baños hacen uso de ellos. Muchas personas hacen sus necesidades en los alrededores. A esto se suma la basura que botan”, dice Blanca Borja.

La ciudadana pide a las autoridades que se haga algo al respecto porque es un parque central que genera una imagen a todos quienes llegan a la Ciudad Blanca.

Inseguridad. Otro de los problemas que se vive en aquel lugar es la inseguridad. Los moradores del sector así lo manifiestan por lo que dicen que es necesario que la Policía realice mayor control en ese sitio porque incluso comentan que hacen uso de este espacio para fumar droga.

Parque Germán Grijalva. Marisol Arequipa, Grace Ipiales y Scarlet Vallejos son tres compañeras y amigas de colegio que frecuentan el parque Germán Grijalva. Ellas creen que ese lugar está descuidado y olvidado por lo que es necesario que se haga un adecuado mantenimiento.

“A veces vemos a los chumaditos y tenemos que alejarnos porque nos da miedo que nos hagan algo”, manifestó Marisol Arequipa.

Pedido. Ana Lucía Tierra Salas, comerciante, se encontraba con su hijo a la salida de clases y como es costumbre para ella llegó un rato al parque para descansar. La madre comenta que el estado de este espacio es pésimo y muchas veces las personas que toman dan un mal ejemplo para los niños.

“Mi pedido es para que las autoridades dediquen un poco de tiempo para cuidar los parques y darles una nueva imagen. Es importante que el control policial sea constante porque los delincuentes suelen esconderse y salir cuando está más abandonado”, dijo Ana Lucía.

Además comentó que es hora de cambiar la imagen del parque.

El parque Monseñor Leonidas Proaño se ha convertido en un lugar en donde existe inseguridad y se evidencia una falta de cuidado y atención.
Las figuras que reposan en el parque Germán Grijalva fue en el pasado motivo de varias críticas por lo que expresan.