Piden apoyo para la Cruz Roja en Otavalo

Desde las 11:00, la Junta Cantonal de la Cruz Roja realizará una maratón para recolectar donaciones, que servirán para continuar brindando una atención de calidad a los 30 adultos mayores que se encuentran en el asilo regentado por esta institución.

Pandemia
La presidenta de la Junta Cantonal, Mery Bonilla, aseguró que, a pesar de que la institución no pudo realizar algunas actividades producto de la emergencia por la pandemia de Covid-19, la institución no tuvo mayores problemas económicos.

“La buena voluntad de la población e instituciones privadas de este cantón permitió que la Cruz Roja pueda seguir brindando una buena atención a los adultos mayores del Hogar Susana Mancheno de Pinto”, señaló.

Presupuesto
La institución recibe alrededor de 200 mil dólares anuales, según Bonilla, de un convenio que tiene con el Ministerio de Inclusión Económica y Social, MIES. “Este dinero va direccionado al pago de los profesionales que laboran en el asilo”, explicó la presidenta de la Junta Cantonal.

25 personas son parte de este grupo de profesionales que atiende a los adultos mayores del asilo de ancianos, entre los que están terapista ocupacional, psicólogo, fisioterapista y enfermeros.

Salud de asilados
La pandemia también afectó a los adultos mayores que se encuentran asilados en el hogar de ancianos de la institución. Según la representante de la junta cantonal, actualmente todos los asilados se encuentran en buen estado de salud y tras los últimos exámenes de laboratorio realizado por el Ministerio de Salud, “todos los abuelitos y el personal que labora, está sano”. Dos adultos mayores fallecieron producto de la pandemia.

Testimonio
“He podido observar cómo los voluntarios aportan con su tiempo y conocimientos en eventos públicos que se realizaban antes de la pandemia. Hay que apoyar estas iniciativas porque en esta institución, la mayor parte de adultos mayores atendidos son indigentes, personas que fueron olvidadas por sus familiares y reciben atención de buena calidad en el asilo”, dijo Orlando Torres, habitante de la ciudad.