Pesebres con sello ecológico

otavaloOTAVALO. Vestidos de plástico. Casas de cartón y papel periódico; un árbol navideño hecho con llantas de carros y alas de ángeles confeccionadas con plástico son algunas de las piezas que formaron parte de los 12 pesebres ecológicos que realizaron los estudiantes y padres de familia de la Unidad Educativa del Milenio Hatun Kuraka.

Los pesebres realizados son fruto de un proceso de formación ambiental implementado desde hace varios años en la institución. “Es una tradición nuestra realizar este tipo de actividades”, adelanta Rolando Encalada, rector de la Unidad Educativa que tiene mil 332 estudiantes.

En este año se realizaron doce pesebres de grandes proporciones que contó con el apoyo de padres de familia. “Es una iniciativa muy buena. Esto lo hicimos desde hace un mes, aprovechando que era el mes del medio ambiente”, explica Rosa Chicaiza quien junto a su hijo William Chasi, hicieron el pesebre del quinto año.

Para este belén se utilizó papel periódico con el que se diseñó los cuerpos de Jesús, María y José. También se utilizó papel cartón, aserrín, botellas, algodón y paja entre otros. “Fue un esfuerzo que valió la pena, debemos cuidar el medio ambiente, estamos aprendiendo a utilizar de mejor manera las cosas reciclables”, explicó Dana Gonzáles estudiantes del quinto B, quien acomodaba uno de los personajes de su belén.

A parte de cumplir con las festividades navideñas, que viven los padres de familia y estudiantes, esta actividad permitió integrar y ofrecer una pequeña fiesta para todos los estudiantes por estas festividades navideñas. Para la calificación se tuvo en cuenta creatividad, estética, uso de material reciclable y reutilizable, participación comunitaria, mensaje alusivo a la conservación de los recursos naturales y espíritu navideño.

Los ganadores del concurso fueron los estudiantes de los sextos cursos quienes hicieron una representación con llantas de carros, papel periódico, cartones, plástico y botellas. “Sin duda alguna que fue el mejor, se puede ver el esfuerzo de cada uno de los estudiantes”, explicó Lorena Ruiz, madre de familia de tercer grado quien hizo un recorrido por la institución.

Paralelo a esto también hubo concurso de coreografías y villancicos. Todas estas actividades son parte del cronograma actual de actividades que ejecuta la institución. Hoy finaliza el año calendario, los estudiantes tendrán vacaciones de 11 días. El 4 de enero regresan de nuevo a las aulas, para lo que será la fase final del primer trimestre del año lectivo.

AÑO DE DESAFÍOS

En el aspecto académico, uno de los objetivos de la institución antes que termine este año lectivo, es el bachillerato internacional, esta propuesta en la que se está trabajando. De acuerdo a Encalada es una propuesta pedagógica que busca preparar a los jóvenes bachilleres para vivir en el mundo globalizado e interconectado del nuevo siglo. “Vamos por buen camino, ya hemos cumplido con algunos requerimientos que no han hecho”, adelantó el rector de la institución.,