Perú pide a la UE asociarse a su nueva estrategia para luchar contra la droga

cocaine2Bruselas, 4 jun (EFE).- La presidenta de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas de Perú (Devida), Carmen Masías, presentó hoy a la Unión Europea (UE) la nueva estrategia nacional contra la droga para el periodo de 2012 a 2016, y pidió al bloque europeo que sea su socio en ese plan.

Masías, que participó hoy en Bruselas en una reunión del mecanismo de la UE y los países de América Latina y el Caribe para la cooperación contra la droga, explicó en una entrevista con Efe que buscan en Europa “una responsabilidad compartida como socios”.

“Antes Perú casi vivía sólo de la cooperación. Pero ahora no, ahora Perú también puede poner presupuesto como lo está haciendo con la estrategia. Hablamos más de una sociedad con la Unión Europea”, indicó.

La nueva estrategia impulsada por el Gobierno de Ollanta Humala invertirá 223 millones de dólares en 2012 para, principalmente, reducir la demanda y la oferta de drogas y disminuir los cultivos de coca en el país, un montante que es más del doble previsto en 2011, cuando fue de 101,9 millones, según datos de las autoridades peruanas.

La cantidad asignada para 2012, además, irá aumentando progresivamente en los próximos años hasta llegar a cerca de 300 millones de dólares en 2016.

En opinión de las autoridades peruanas, actualmente se da un “excelente” momento para que la Unión Europea “acompañe” el esfuerzo presupuestario de Perú para combatir las drogas con más cooperación, de forma que se logren resultados “más palpables, más eficaces”.

La estrategia establece además “metas claras” que permitirán realizar un seguimiento exhaustivo de la situación, de manera que en 2012 se espera erradicar 14.000 hectáreas de cultivo de coca (el año anterior se eliminaron unas 10.000) y hasta 30.000 en 2016.

Masías explicó que, actualmente, hay en Perú unas 61.000 hectáreas de cultivos de coca, de las que sólo 9.000 están permitidas para consumo tradicional de la hoja de coca en el país, de manera que, según sus cálculos, el 90 % de esa producción termina en el mercado negro de coca.

Añadió que el 60 % de la coca confiscada en las aduanas peruanas se dirigía a Europa.

Por su parte, la UE tiene previsto contribuir con 32 millones a esta causa a lo largo de tres años, hasta 2014, especialmente en proyectos relacionados con la sustitución de cultivos.

“El desarrollo alternativo ataca el origen de la droga”, indicó Masías, y destacó que la erradicación de plantaciones debe ir acompañada de medidas de desarrollo para las comunidades que antes se dedicaban al cultivo de la coca.

Entre otras acciones, se debe incluir la sustitución de ese cultivo por el de palma aceitera, cacao o café, o el desarrollo de infraestructuras básicas mediante la construcción, por ejemplo, de carreteras para conectar poblaciones de difícil acceso en la selva.

En opinión de Masías, es fundamental el trabajo que se debe hacer con las comunidades que cultivan la coca para “que cambien de mentalidad” y se abran a otros medios para subsistir.

“El éxito llama al éxito”, enfatizó, y recordó que, actualmente, muchos son los agricultores que se interesan por los programas de sustitución de cultivos y piden participar en ello.

En ese contexto, consideró que el tratado de libre comercio negociado con la Unión Europea y pendiente aún de ratificación para entrar en vigor, será una herramienta valiosa para contribuir a la erradicación de la coca.

“La globalización y el tratado nos convienes”, apuntó Masías.