Perú abre un nuevo ciclo histórico con la asunción de Pedro Castillo

Perú abrió este miércoles un nuevo ciclo histórico con la asunción del presidente Pedro Castillo, la primera vez en sus 200 años de historia republicana, que se cumplen en esta misma jornada, en que el país “será gobernado por un campesino”.

En una jornada cargada de simbolismos, Castillo, un profesor de escuela rural de 51 años, se convirtió en el jefe del Estado peruano ataviado con su tradicional sombrero chotano, de paja y ala ancha, un terno con motivos indígenas y con un primer discurso largo y sobrio.

La alocución del presidente estuvo cargada de reivindicaciones históricas, promesas de mejoras sociales y propuestas de reforma económica, pero sin estridencias, ni amenazas ni rupturas radicales.

Allí, Castillo insistió en sus promesas de mayor gasto público e intervención estatal en la economía, pero reafirmó también la defensa estricta de la propiedad privada y mantuvo su propuesta de formular una nueva Constitución sin romper de la legalidad de la vigente.