Personas con discapacidad piden apoyo al Municipio

discpacidadIBARRA. Preocupación e impotencia sienten los moradores del conjunto habitacional San Ubaldo, ubicado en la Loma del Churo en el sector de los Huertos Familiares de Azaya. Una montaña de piedras está cerca a sus viviendas.

Los lotes de terreno están ubicados junto a una mina de piedras de la Municipalidad, Los propietarios de las viviendas son personas con discapacidad. 15 familias tienen sus hogares y en las noches de invierno les preocupa que las rocas se caigan y derrumben sus hogares por la lluvia.
Jaime Molina, presidente del conjunto habitacional, indicó que en la época de verano el polvo provocado por la montaña de piedras es muy fuerte y que en tiempo de invierno las rocas comienzan a caer.
“Cuando se construyeron las casas no habían explotado la mina, después de dos años hicieron esta ruma de piedras pegada a las viviendas”, dijo Molina.
Los representantes del conjunto habitacional han pedido a las autoridades locales ayuda, “Somos un grupo vulnerable y no nos han prestado atención por más de seis años”.
En una construcción que está junto a la montaña de piedras se han derrumbado tres paredes. Betty Lucero, moradora con discapacidad, tiene su casa junto a la edificación y dice que no se puede dormir en la casa sin miedo a que las piedras estén encima de su hogar. “Las rocas ya llegan a la pared de mi casa”.
Tarquino Díaz, morador con discapacidad, dijo que los ofrecimientos no se cumplen y manifestó que “La discapacidad está solo para el papel”, con fuerza comentó que siente impotencia por no saber qué hacer si hubiese una situación de emergencia o riesgo, especialmente temblores.

MUNICIPIO
Juan Vaca, director de obras públicas del Municipio, indicó que las paredes que cayeron en la construcción no son responsabilidad de la montaña de piedras y que se va a bajar de a poco el nivel de acumulación de rocas, y cuando se explote la mina se ubicará en otro lugar el material de explotación.
El Municipio ha realizado estudios en la zona para buscar soluciones, la próxima semana se ubicará barreras de madera para que las rocas no se acerquen más a las viviendas. Se estudian más necesidades de la zona.