Personas con discapacidad piden que se respeten sus derechos

Ibarra.- Son alrededor de 13 500 personas en la provincia de Imbabura que tienen discapacidad. Sin embargo se cree que el número es mucho mayor, ya que existen personas que no han sido visibilizadas.

Más del 50% de personas con discapacidad se centran en el cantón Ibarra. Con este antecedente varios de sus representantes realizaron, ayer, una marcha y un plantón exigiendo se respeten sus derechos y en contra de lo que ellos dicen, el alto nivel de corrupción que se ha dado usando su nombre y de la discapacidad para favorecer a otras personas que nunca tuvieron una discapacidad.

El representante.
“Estamos protestando por un rechazo total a la entrega fraudulenta de los carné de discapacidad. Es así que en este día vamos a entregar un documento a la Coordinación de Salud 1, a la Defensoría del Pueblo y a la Gobernación de Imbabura, vamos a recoger firmas de todos los compañeros asistentes; aquí estamos miembros de la Fundación Una Mano Amiga, del Club Ruedas Sin Fronteras, familiares y amigos de personas con discapacidad que se han visto vulneradas en sus derechos, todos ellos estamos participando de este plantón”, dijo Wilson Navarrete, uno de los representantes de las personas con discapacidad en la provincia de Imbabura.

La recalificación.
“Nosotros lo que exigimos es transparencia en la entrega de los carnés, hasta el momento no sabemos si en nuestro cantón y nuestra provincia han existido estas irregularidades, queremos que se respeten nuestros derechos y el respeto a la recalificación que busca disminuir el porcentaje de discapacidad y disminuir el número de personas con discapacidad a nivel nacional”, dijo Navarrete.

Otra organización.
“El cáncer también está tipificado como una discapacidad porque es una enfermedad catastrófica, es una enfermedad va mermando la capacidad de las personas y por ende no pueden trabajar. Al momento nosotros tenemos registrados más de 70 pacientes en la provincia. La mayoría están en un 40 a 50 % de discapacidad”, dijo Janeth Soto, representante de Jóvenes Contra el Cáncer en la provincia de Imbabura.

Acciones pertinentes.
“Como Defensoría del Pueblo estaremos vigilantes y que no se siga vulnerando los derechos y trabajaremos de la mano con las organizaciones, con la ciudadanía, para poder exigir a todas las instituciones el respeto de las personas con discapacidad, y a todas en general, ya que todos los seres humanos tienen derechos y el Estado debe respetar los mismos a como de lugar”, dijo, ayer, Katherine Andrade, representante de la Defensoría del Pueblo en la provincia de Imbabura.