Personal médico en Ibarra ya recibió segunda dosis

Un total de 646 dosis llegaron ayer a Imbabura con el objetivo de continuar la fase de vacunación contra la Covid-19, la cifra la dio a conocer el coordinador zonal 1 de Salud, Renzo Vásconez.

La provincia tiene tres puntos de vacunación que están ubicados en los hospitales San Luis de Otavalo, San Vicente de Paúl e Iess de Ibarra.

Pasada las 09:00 las vacunas llegaron resguardadas por miembros de la Policía Nacional al hospital San Vicente de Paúl, donde el personal administrativo y de salud fueron los encargados de verificar las dosis.

En el lugar, mientras preparaban las vacunas, el personal que iba a recibir la dosis esperó bajo una carpa y con el distanciamiento físico.

Al ser un médico que está en primera línea luchando contra la Covid-19, Andrés Ruiz no se ha contagiado y ayer recibió la segunda dosis de la vacuna.

El doctor considera que las medidas de bioseguridad que cumplen al tratar con los pacientes que tienen coronavirus han sido importante para no lograr contagiarse.

Comentó que recibió una llamada el miércoles, donde le indicaron que la vacuna llegaba a la ciudad y necesitaban su presencia para la administración de la segunda dosis.

Como se conoce a nivel nacional en el hospital también están colapsados, así lo indicó Andrés, quien añadió también que hay una larga lista de pacientes en espera, “en este tiempo la gente debería cuidarse más que nunca y de seguro habrá un nuevo repunte después del feriado de carnaval”.

Salomón Proaño, gerente del hospital, explico que quienes reciben esta vacuna es el personal que trabaja en las áreas críticas de triaje respiratorio, UCI, emergencia y hospitalización covid.

Las vacunas fueron colocadas a otro grupo de personas que estaban pendientes, así lo anunció Proaño. Además, dijo que “llegan vacunas tanto para la segunda dosis como para la primera dosis”.

Asimismo, aseguró que el proceso se lo ha llevado a cabo de manera “transparente a través de la unidad de talento humano, quienes han definido a todas las personas que trabajan en las áreas críticas”, mencionó el gerente y señaló que el “criterio de inclusión ha sido que estén expuesto al contagio”.