Perfiles falsos denotan taras psicológicas

Ibarra. Las redes sociales han supuesto un gran avance en materia de comunicación y difusión, sin embargo, no todos los usuarios utilizan estos servicios para explotar las ventajas que nos proporcionan y prefieren utilizarlos con fines maliciosos, como por ejemplo, para suplantar la identidad de otras personas o crear perfiles falsos.

¿Qué motivaciones tienen para ello?

Investigación. La psicóloga Verónica Recalde, dice que hace poco se dio a conocer un estudio de la Universidad de Tasmania (Australia). “Los resultados del estudio parecen indicar que los usuarios de Facebook que adoptan perfiles y personalidades falsas en la red social sufren, por lo general, de mayores niveles de estrés, ansiedad y depresión en comparación con los que se reflejan con máxima fidelidad en sus perfiles en redes sociales.

Además, las personas con perfiles falsos demostraron estar más necesitadas de atención”, dice la experta.

Explicación. La especialista señala además que son personas que se sienten cómodas desde el otro lado de la pantalla porque de otra manera no podrían expresarse. “Para ellos ese es su mundo, un mundo en donde se sienten cómodos. Es similar a lo que sucede con quienes tienen muchos amigos en su red social pero en la vida real tienen muy pocos, se sentirán felices porque logran algo que no pueden tener en la realidad. En el caso de las personas que manejan perfiles o páginas falsas, su felicidad radica en que pueden compartir todo lo que llevan dentro pero lamentablemente en la mayoría de los casos son aspectos malos y negativos”, dice la psicóloga ibarreña.

Los psicólogos alertan que el momento social actual ha dado pie al aumento de un tipo de perfil de gente sin empatía, egoístas y tóxicos.
Quien se esconde tras un perfil falso lo hace para decir lo que no es capaz o no quiere decir públicamente.