Peregrinación, entre la fe y la devoción

Motivados por el amor, la devoción y la firme convicción de mostrar su respeto, los devotos de la Virgen del Carmen, cada 15 de Julio, de cada año realizan la peregrinación con su imagen. Por la mañana, parten desde el ingreso oriental de Ibarra hasta el santuario que lleva su nombre, el cual está ubicado en la parroquia Pablo Arenas, del cantón Urcuquí.

Acompañados por un sol radiante, los peregrinos surcan los caminos y paisajes de la provincia “azul de los lagos” todo para mostrar su devoción y fe hacia la patrona de Pablo Arenas.
La banda de Cruz Tola acompañó el paso de la peregrinación por las calles de la parroquia.
En cada pueblo aledaño al recorrido fueron recibidos por devotos que ofrecieron bebidas y comida.