Pensando en el porvenir

A estas horas ser habrá definido la votación de los ecuatorianos en favor de los candidatos (as) que democráticamente fueron escogidos en las urnas para ocupar las dignidades de prefectos, alcaldes, concejales, miembros de las juntas parroquiales y del Consejo de Participación. Lo que quiere y aspira nuestro país es desarrollo, planes serios y sobre todo cumplimiento. No olvidemos que el árbol social representa unión y no exclusión, proporciona afianzamiento en un determinado territorio y los nutrientes para que los individuos y las colectividades se consoliden en su conciencia estructurada por la historia, la tradición, la evocación de los ancestros, la convivencia diaria, la comarca donde se ha nacido o se vive, los ideales comunes, la cultura que resume las manifestaciones materiales y espirituales de los seres humanos en constante evolución. Ahora hay que esperar que desde mayo, las nuevas autoridades tengan éxito.