Pedaleando con EL NORTE, adrenalina bajo la luna

ciclismoIBARRA. Las luces de los cascos, bicicletas y el reflejo de la luna  alumbraron la ruta de la carrera denominada Pedaleando con El Norte Nocturno, que se desarrollará el próximo cinco de septiembre. Más de cien pedalistas probaron el trazado de cinco kilómetros en la obscuridad. Esa experiencia se repetirá hoy y este jueves en el autódromo Internacional de Yahuarcocha, anexo dos. La concentración será a las 18:00. La pista se abrirá hasta las 21:00.

Según los organizadores la idea es que los participantes rueden por el circuito tanto en el día como en la noche.

 

Una noche extrema. En cuatro horas se vivieron historias que nunca se repetirán. Guillermo Moreno, pedalista aficionado, pedaleó por la noche y fue el más emocionado. Al final del recorrido no solo cruzó anécdotas con sus compañeros de trabajo sino que también hizo un selfie. “Fue una experiencia única. No es lo mismo pedalear en el día que en la noche. Es una buena iniciativa y algo nuevo en la provincia”, dijo Guillermo, quien participará en la prueba Pedaleando con El Norte Nocturno, en la categoría empresarial.
El segundo reconocimiento al circuito tuvo un invitado de lujo. Se trató de Sebastián Rodríguez, hijo de Pedro “El Águila” Rodríguez, quien hace 15 días llegó de España luego de cumplir una pretemporada en ese país europeo.
Él rodó el trazado de asfalto y tierra sin problemas. Sebastián nunca antes había pedaleado en la noche y menos en una superficie mixta.
“Es una carrera inédita. Nunca se ha hecho en Yahuarcocha y llama mucho la atención. Estaremos presentes”, manifestó.  

PISTA REPLETA. Alrededor de las 20:00 y cuando la pista estaba vacía llegó el club de ciclismo Los Búhos con 50 pedalistas. Era la primera vez que ellos rodaban en Yahuarcocha. Los guías acompañaron a la caravana multicolor al reconocimiento de la ruta.
Niños, jóvenes, adultos hombres y mujeres desafiaron a la noche y al fuerte viento que pegó. Pero no solo ellos fueron los únicos que experimentaron rodar en la obscuridad, el club Zona Cero arribó al mismo punto con 60 ciclistas equipados de pies a cabeza. Ese grupo giró al circuito por casi dos horas.  Para muchos la pista de motocross,  denominada Las Garzas, fue el mejor escenario para  pedalear. Pero para otros el asfalto es la superficie para imprimir alta velocidad.  Lo único cierto es que en escena estuvieron más de un centenar de escarabajos, que darán un verdadero espectáculo en la primera edición de la carrera Pedaleando con El Norte Nocturno 2015.