Patiño abandonó Ecuador rumbo a Perú, sin especificar su destino

Quito. Ricardo Patiño no tenía impedimento para abandonar del país y la mañana de este 18 de abril del 2019 se confirmó su salida por la frontera sur, según el registro obtenido del Sistema Migratorio Ecuatoriano (Simiec) en donde aparecen su nombres y apellidos.

Patiño dejó el Ecuador con destino a Perú, a las 18:21 del 17 de abril del 2017, pero sin registrar un lugar específico y cuatro días después de que la jueza de Latacunga, Beatriz Benítez, negara la detención del excanciller.

En la audiencia del sábado, la jueza Benítez dijo que no se podía seguir ningún proceso legal dentro de la denuncia planteada por supuesta instigación. En tanto el pasado 17 de abril, el presidente de la Corte Nacional de Justicia Indígena pidió mayor vigilancia para evitar una “posible fuga” de Patiño antes de realizarse la audiencia de formulación de cargos en su contra.

En entrevista con la cadena internacional CNN el exfuncionario del Régimen de Rafael Correa adelantó que analizaría quedarse en el país, pues aseguró que no hay seguridad para hacerlo. Por el caso de instigación, este jueves 18 de abril del 2019 debe llevarse a cabo la audiencia de formulación de cargos contra Patiño.

Otros conocidos líderes o afines al expresidente como el exsecretario de Comunicación Fernando Alvarado, considerado mano derecha de Correa se encuentra igualmente prófugo, presumiblemente en Venezuela. Las exasambleísta Sofía Espín y el exdirector de la Superintendencia de Comunicación Carlos Ochoa, se encuentran igualmente prófugos en Bolivia.

Correa ha justificado en entrevistas con Efe que sus excolaboradores, al igual que él, no afronten la justicia de su país porque considera que son objeto de una persecución política por parte del actual Ejecutivo.

El Gobierno de Moreno ha negado ese extremo y asegura que la justicia es independiente en su país y si están llamados a rendir cuentas por la corrupción de los últimos años deben “dar la cara”.