Pastoral de movilidad humana ayuda a los migrantes en riesgo

La Diócesis de Ibarra a través de la Pastoral Social Cáritas, informó a la ciudadanía sobre los servicios y el trabajo que la institución lleva a cabo en el contexto de movilidad humana y ayuda social, con el objetivo de promover y contribuir a la construcción de una sociedad más inclusiva y tolerante.

En este sentido, el Padre Juan Carlos Flores, vicario de la Pastoral Social, explicó que mediante el financiamiento de las entidades cooperantes es posible que se ejecuten algunos programas de acompañamiento a la población migrante, que sufre desplazamiento por varios motivos y han llegado hasta la localidad.

“Como el Papa Francisco nos pide, tratamos de atender todo lo que significa el acompañamiento, no dejar a nuestros hermanos, porque al final son hermanos de todos”, expresó el Padre Flores.

Este proyecto cuenta con tres componentes, según los miembros del equipo; cada uno tiene su campo de acción, pero al mismo tiempo son complementarios.

En el primer componente se brinda apoyo psicológico y fortalecimiento de capacidades a mujeres que han sido víctimas de violencia de género. Alrededor de 70 mujeres reciben talleres para que puedan superar sus situaciones específicas.

Además, brindan apoyo y asesoría legal a los migrantes en temas de documentación, protección a la infancia, violencia de género o trata de personas.

Como segundo componente, están las ayudas humanitarias que se entregan, como kits de alimentos, medicina, transporte para los migrantes más necesitados. Y el tercer componente se enfoca en la recuperación de los medios de vida, es decir, las actividades que pueden realizar para subsistir y solventar las necesidades de las familias.
Se aclaró que se necesita cumplir con ciertos requisitos para que las personas puedan recibir esta ayuda.