Pasos peatonales

pedro ramirezTodos los días se registran  accidentes con fallecidos  entre hombres, mujeres y niños en diferentes circunstancias, muchos son por atropellamiento en  las diferentes vías.  Los pasos peatonales elevados en las carreteras,  en cierta forma reducen estas estadísticas de muertes, es latente el  riesgo que significa atravesar la Panamericana en cualquier lugar del país.

Cuando construían la ampliación de la vía Otavalo-Ibarra  los frentistas a lo largo de la vía solicitaban que colocaran  pasos peatonales de ser posible en cada ingreso de  vivienda. Ahora que  está concluida la vía y que se han construido  pasos peatonales elevados,  diariamente los peatones  atraviesan esta vía de alta velocidad  corriendo por debajo, por la derecha  por la izquierda o por cualquier otro cruce menos sobre los pasos peatonales -parecería ser un  mal nacional- niños, adultos, ancianos literalmente  atraviesan corriendo la autopista  poniendo en  riesgo sus vidas y la de algún  conductor, ¿se creerá que los costosos pasos peatonales solo sirven  para  colocar informativos del gobierno de turno que financia  la obra? Algún técnico habrá  instruido sobre la utilidad práctica de estos pasos elevados  buscando accionar el instinto de supervivencia de la gente, no serán  de lujo pero salvan vidas. Es necesaria la presencia de autoridades que  socialicen que el perder unos cuantos minutos en atravesar los pasos peatonales  hace la diferencia, así como también es necesaria la iluminación nocturna, la revisión de las actuales  paradas de buses, los cruces de vía, etc. Las autoridades provinciales, locales, de tránsito considero están al tanto del latente riesgo  de muerte  y posiblemente de aquellos  potenciales evasores de los pasos  quiénes deberían ser sancionados, al igual que aquellos choferes de buses que recogen y dejan pasajeros en cualquier lugar de la autovía. De no remediarse a tiempo   estos inconvenientes habrá dejado de ser la “recta de la muerte” para convertirse en la “autovía de la muerte”.   

 

Pedro Manuel Ramírez

      pm_ramirezt@hotmail.com