Nuevo paso para regresar a la normalidad en Tulcán

Tulcán.- Mediante una ordenanza municipal la capital carchense se prepara para su proceso de reactivación definitiva.
La normativa aprobada por el concejo municipal busca garantizar el proceso de reactivación económica ordenada además de reducir el riesgo de contagio de Covid-19.

Actualidad provincial
Tulcán con 1246 casos es el cantón más afectado por la pandemia. Al último corte oficializado por el COE Nacional, Carchi tenía 2195 contagios.
Queda autorizada la apertura de toda actividad económica que garantice el distanciamiento social y el aforo permitido.

Así mismo se abren los parques, canchas deportivas al aire libre, gimnasios y locales de desarrollo de actividades deportivas en establecimientos cerrados que garanticen el distanciamiento social y el aforo permitido.

“Al fin podemos volver a trabajar, nosotros desde hace dos meses tenemos todos los protocolos de seguridad, hemos tomado todas las medidas correspondientes”, comenta Alexis Benavides, propietario de un gimnasio.

Las actividades económicas, deportivas, recreativas, culturales, religiosas y sociales operarán con el aforo del 70 %, garantizando el distanciamiento social. Aforo que podrá cambiar de conformidad a las directrices del COE Nacional, provincial o cantonal.

Obligatoriedad
Dentro de las regulaciones establecidas por la ordenanza, se responsabiliza a los propietarios y administradores de locales que exijan el cumplimiento de las medidas de bioseguridad a sus clientes, estas se debe usar la mascarilla y cumplir con el distanciamiento respectivo.

Cambió la dinámica.
Desde el 25 de marzo pasado que se conocieron los dos primeros casos de covid-19 en Carchi, la cotidianidad en la provincia cambió. Las medidas de restricción, el toque de queda y la paralización de algunos sectores se volvieron una constante hasta la actualidad en todo Carchi.

A pesar de las medidas y de los contagios que se registran los impactos del virus se han sentido a todo nivel. “Nos cambió totalmente nuestras vidas. En mi caso he visto morir a grandes amigos, se ha podido ver como los negocios han cerrado, todo ha sido muy complicado en estos seis meses”, contó Alfredo Villarreal, morador del barrio Tajamar.

También se autorizada la apertura de teatros y auditorios con butacas numeradas, con el aforo permitido de acuerdo permiso emitido por la municipalidad tulcaneña.