Pasarán fin de año en las salas del ECU 911

ecuIbarra.- Bruno Uribe y Paola Jiménez son dos colaboradores del ECU 911 desde hace tres años. Cada uno tiene una función distinta, pero lo común y especial, es que mientras las familias pasan un Fin de Año o una Navidad juntos, ellos se encargan de vigilar la seguridad en la ciudad.

Función Bruno es evaluador de videovigilancia, su función es dar el soporte visual a todos los transeúntes de la provincia, brindando seguridad a través de las cámaras. El objetivo principal es prevenir ciertos eventos como robos, peleas, etc.
“Nosotros también podemos dar apoyos visuales, accidentes de tránsito, o personas que se encuentran en mal estado de salud en las vías, y damos un poco más de seguridad a la ciudadanía”, cuenta Bruno.

A través de las cámaras observa a la gente disfrutar. “Tratamos de apoyarles porque a veces se pasan de copas y por ende crean riñas, o conducen y eso generarían accidentes de tránsito, por eso, si encontramos los incidentes mandamos los recursos de respuestas para que esos eventos se salgan de las vías y no provoquen otras cosas mayores”.

Son dos fechas en el año donde uno puede darse el gusto de abrazarlos y desearles lo mejor. “Pero a través del tiempo de descanso que tenemos, con una llamadita se puede sentir el mismo afecto de amor por los seres queridos”.

Mientras Bruno pasará en su sala, Paola, evaluadora de llamadas, también. Su trabajo consiste en la recepción y evaluación de llamadas que realizan los alertantes cuando tienen una emergencia.

En su primer año, pasó la velada de Navidad recibiendo llamadas de emergencia. “Tuvimos en ese tiempo, doce horas seguidas, un turno desde las 18:00 hasta las 06:00”.