Pasará cuatro años detenido

p30Tito A. fue declarado culpable del delito de intermediación de sustancias sujetas a fiscalización. Ayer en la audiencia condenatoria el acusado aceptó la responsabilidad de la infracción, bajo el argumento de que “la necesidad”, dijo, lo obligó intermediar con el alcaloide a cambio de 500 dólares.

 

DILIGENCIA. A partir de las 09:00 se instaló la audiencia condenatoria. Acompañado de un guía penitenciario llegó el procesado acompañado de sus familiares. Durante el procedimiento judicial, los testigos manifestaban lo ocurrido el pasado 15 de marzo de este año, cuando encontraron en su poder 2.875 gramos de cocaína. Agentes de la Jefatura Antinarcóticos de Imbabura, se presentaron ante los magistrados para dar a conocer lo sucedido ese día. Al momento del relato del acusado, el hombre confesó a los jueces que conocía el contenido del encargo y que sabía que lo que portaba en la caja que le fue encontrada en su poder, era droga. Según agregó, la ‘merca’ debía ser entregada a un hombre identificado como René R. y que este a su vez, le cancelaría la cantidad de 500 dólares en efectivo. “Yo hice esto por necesidad, no tenía dinero y me propusieron eso y acepté para ayudar a mi familia”, sostuvo.

SENTENCIA. La autoincriminación del hombre, más los antecedentes presentados ante las autoridades permitieron que el dictamen resulte condenatorio para el hombre, determinando su responsabilidad en calidad de autor del delito de intermediación de estupefacientes. El hombre permanece interno en el Centro de Privación de Libertad de Personas Adultas Mayores de Ibarra desde hace cuatro meses.

ANTECEDENTES. El pasado 15 de marzo, una llamada telefónica alertó a los miembros de la Jefatura Antinarcóticos de Imbabura, sobre la presencia de un hombre dentro de una residencial ubicada en la intersección de las calles Sánchez y Cifuentes y García Moreno se encontraba un sujeto de con determinadas características, que tenía una caja con granadas de mano tipo piña.
Al llegar al sitio y verificar el hecho, ubicaron al hombre. Al solicitarle un registro de la caja que llevaba hallaron dos sobres manila que contenía dos libros de cocina y un álbum de fotos que estaban impregnadas de droga.