Parques y calles con flujo de gente durante el feriado

El pasado fin de semana los imbabureños ya no estuvieron sujetos a las restricciones impuestas por el Gobierno en semanas anteriores, como una medida para contener de alguna manera el avance de contagios de covid-19.

El fin de la restricción coincidió con el feriado del 24 de mayo; por lo que, en general, se registró una mayor afluencia de gente y vehículos en las calles de las ciudades y en la vías intercantonales.

En las primeras horas de la mañana, del sábado 22 y domingo 23 de mayo, el parque Ciudad Blanca, lució medianamente lleno. Familias y personas de todas las edades se dieron cita en el lugar para pasear a sus mascotas y hacer ejercicio, para salir de la rutina del encierro.

Según un reporte emitido por el ECU 9-1-1, sobre aglomeraciones, libadores en la vía pública, fiestas, escándalos y accidentes de tránsito durante el pasado fin de semana, se puede constatar un incremento de estas incivilidades.

Esta es una reacción predecible, ya que las circunstancias no fueron las mismas que en los fines de semana anteriores donde la población estaba obligada a mantenerse encerrada en sus hogares. Según el reporte no se registró un flujo excesivo de vehículos en las vías que conducen a los diferentes cantones.

En una comparación realizada entre el feriado del 24 de mayo del presente año, con el del año anterior, se puede observar un incremento en el número de libadores, que en la ciudad de Ibarra fueron 233 personas, versus 55 reportadas el año pasado. Así también, este año durante el feriado hubo 61 escándalos públicos, mientras que en el feriado del año pasado hubo 47.

Una estadística que llama la atención, fue el número de accidentes de tránsito. Durante este feriado se reportaron nueve accidentes en la ciudad de Ibarra y tres en Otavalo; mientras que el año pasado no se registraron accidentes. Esto se debe, seguramente, a que el año pasado en el mes de mayo los ciudadanos permanecíamos en confinamiento por la pandemia que era reciente en el país.
En el cantón Ibarra, capital de la provincia de Imbabura, rigen nuevas medidas, el llamado de las autoridades es a la corresponsabilidad para seguir cuidándonos, ya que la enfermedad continúa.