Parque Industrial a la espera de una nueva oportunidad

Ibarra. El Parque Industrial, que está ubicado en la vía a Urcuquí, se creó hace más de 50 años con la intención de agrupar las fábricas e industrias y de esta forma crear más fuentes de empleos.

Sin embargo, con el paso de los años el objetivo se ha cumplido parcialmente por lo que en la actualidad se busca nuevamente su reactivación.

Ocupación del 42 %. María Elisa Jarrín, gerente del Parque Industrial Imbabura S.A, comenta que en los últimos cinco años se ha realizado inversión en obras como alumbrado público, alcantarillado y agua potable.

El parque consta de 142 lotes de los cuales están vendidos en un 90 %. Sin embargo, la ocupación es de 42 % debido a que muchos están abandonados. Algunos con cerramientos y otros no, pero sin darle un uso productivo ni comercial.

“Queremos que se instalen las pequeñas y medianas empresas, ese es el target de este parque porque los lotes no son muy grandes. El objetivo de esta sociedad anónima es fomentar la creación de conglomerados industriales”, dijo.

Al hacer un recorrido por la zona se puede corroborar esta problemática y esto es lo que precisamente genera esa sensación de abandono del sector.

“Hay compradores que adquirieron sus lotes hace muchos años pero hasta el momento no han hecho nada, entonces estamos viendo cómo podemos actuar jurídicamente para exigir a los propietarios, que en un plazo determinado, puedan construir su proyecto”, dijo Jarrín, quien afirmó que se brindará solución en este tema para que puedan obtener el capital con la banca y así empezar la construcción.

Accionistas. En cuanto a los accionistas, Jarrín dio a conocer que la mayoría de acciones (58%) las tiene el Ministerio de la Producción, el 20% el Municipio de Ibarra y el 22% la Prefectura de Imbabura. “Los socios son estratégicos pues todo lo que necesita el parque, para reactivarse y mejorar su infraestructura, puede obtenerlo de estas instituciones”, agregó.

Plan de reactivación. Es así como en la actualidad, a la par que promueven la venta directa de los 20 lotes que quedan, también se trabaja en otros temas con el fin de la reactivación. Jarrín dio a conocer que están próximos a presentar una ordenanza municipal.

Ordenanza. La exoneración de impuestos, la prohibición de viviendas, seguridad y protección de ambiente, pormenores de las insfraestructuras, obligaciones, entre otros temas son parte de lo que en el documento se establece.

Se estima que a fin de este mes ya se entregue el borrador al GAD para hacer las correcciones pertinentes y posteriormente aprobarla.

Uso de suelo. Es importante que, tanto los propietarios como las personas que están interesadas en adquirir uno de los lotes, sepan y tomen en cuenta el uso de suelo.

Así se establece que el sector es netamente industrial, por lo tanto, deben ser empresas y no viviendas.

“Sabemos que muchas personas quieren cuidar su propiedad y sus pertenencias por lo que quieren hacer sus casas aquí pero si lo hacen debe ser una construcción mínima.

Los lotes van desde los 500 metros hasta más de mil 300 metros. Los costos varían a la ubicación y van desde los USD 50 a USD 73 cada metro cuadrado.

Esperan resultados positivos. Patricio Ruiz tiene su taller industrial en el sector. Cuenta que el trabajo, por el tema de la minería, estaba mucho mejor.

En la actualidad los ingresos han bajado pero espera que con esta reactivación puedan potenciar a este parque para el beneficio de los propietarios y de la ciudad en general.