Paro termina de manera temporal en el GPI

altIBARRA. Bajo la consigna “por los derechos de los trabajadores”, los 150  obreros del contrato colectivo del GPI se tomaron los talleres de la institución   y paralizaron sus actividades el lunes para exigir al Prefecto sus beneficios entre los que está el alza de sueldos.
La medida de hecho finalizó ayer.

 Panorama. Según Byron Celi, secretario general del Sindicato de trabajadores del GPI, el paro terminó la misma tarde del lunes, porque estaban conscientes que la medida de hecho fue ilegal.
“Nosotros vamos a seguir exigiendo nuestros derechos por la vía legal y notificaremos si nos acogeremos en un futuro al derecho a la huelga”, indicó.


 Contrato colectivo. Celi explicó que en el contrato colectivo no todo es situación económica; “es más dignidad y respeto al trabajador”, el incremento que piden  dentro del contrato colectivo es del 2,5 por ciento de la remuneración que viene recibiendo el trabajador, todo eso está dentro del acuerdo.
Por ejemplo, un trabajador que gane   600 dólares subiría 15 dólares en promedio su sueldo. El incremento a la remuneración sería de 15,16,17 y 18 dólares por trabajador, los otras exigencias que tienen en el contrato colectivo son de orden social que el gobierno nacional lo decreto para que se cumplan de manera obligatoria, como es el tema del transporte, subsidio familiar y de antigüedad.

 Autoridad. Gabriela Rivadeneira, viceprefecta de Imbabura, manifestó  que lamenta lo que hicieron los trabajadores del contrato colectivo ya que por la emergencia, deben estar permanentemente en las poblaciones afectadas, con la maquinaria.
La funcionaria dijo que los mismos trabajadores han puesto el contrato colectivo en conocimiento del Ministerio de Relaciones Laborales, por la tanto es el ministerio tiene que sacar una resolución para la firma del contrato colectivo. “Ahora que se levantó la paralización sabemos que  los trabajadores tendrán que seguir el camino legal pertinente para poder llegar a buen fin con la firma del contrato colectivo. Bajo ningún concepto vamos a acceder bajo  presiones como huelgas para firmar, enfatizó.