Para la historia del absurdo

ruben-darioLa realidad no existe”, pareció decir la funcionaria que realizó un acto de hechicería y lo que ayer fue real lo convirtió en irreal. En un hecho de perplejidad, advirtió de posibles sanciones al medio que publicara hoy lo que pasó ayer. Según ella, el artículo 207 lo dice: “Cuarenta y ocho horas antes del día de los comicios y hasta las 17:00 del día del sufragio, queda prohibida la difusión de cualquier tipo de información dispuesta por las instituciones públicas, así como la difusión de publicidad electoral, opiniones o imágenes, en todo tipo de medios (…), que induzcan a los electores sobre una posición o preferencia electoral (…)

El incumplimiento de estas disposiciones constituirá una infracción que se sancionará según el artículo 277. ¿Qué dice el 277? Otro galimatías para amedrentar a la prensa: “Constituyen infracciones de los medios: (Ítems 1, 2 y 3 no son relevantes para este comentario). 4. El incumplimiento, sin causa justificada, de su obligación de transmitir los mensajes y programas de los partidos políticos y de las autoridades electorales (…) y 5. La manipulación o superposición de propaganda electoral o programas de las organizaciones (…) con el fin de alterar o distorsionar su sentido original o denigrar a las instituciones o personas. En estos casos, se suspenderá la publicidad en dicho medio y se lo sancionará con multa de USD 50 a USD 100 mil”. ¿En dónde dice que no se puede publicar información equilibrada sobre el cierre de campaña de los ocho candidatos presidenciales? ¿No hubo actos masivos de Correa, Lasso, Acosta, Noboa, Rodas, Wray, Zavala y Gutiérrez? Sí, pero no deben aparecer porque, según aquella interpretación de la ley, eso no sucedió. El acto de hechicería quedará en la historia universal del absurdo.  

 

Por Rubén Darío Buitrón
      Tomado del blog:
      www.rubendariobuitron.wordpress.com