Papa condena ´capitalismo salvaje´

LA HABANA. El papa Benedicto XVI dijo que “Cuba y el mundo necesitan cambios” y exigió mayor libertad religiosa en el país caribeño para que la Iglesia católica amplíe su labor social, incluido el ámbito de la educación.

Llamado. Ante miles de personas reunidas en la plaza de la Revolución, lugar de los grandes acontecimientos relacionados con la revolución comunista cubana, el Pontífice ofició una misa en la que reivindicó la dignidad inviolable del ser humano, advirtió contra el escepticismo y puso en guardia contra esas personas que no se comprometen con la sociedad.

CAMBIOS. “Cuba y el mundo necesitan cambios, pero estos sólo se darán si cada uno está en condiciones de preguntarse por la verdad y se decide a tomar el camino del amor, sembrando reconciliación y fraternidad”, afirmó.
Condenó el capitalismo salvaje, “que ha dejado al hombre desprotegido frente a ciertos poderes que no tienen en cuenta el bien auténtico de las personas y las familias”.

Fidel. El Papa se reunió luego con Fidel Castro en la Nunciatura, quien en un ambiente de cordialidad le hizo numerosas preguntas, entre ellas: “¿qué es lo que hace un Papa, cuál es su misión?”.Benedicto XVI le expresó el sentido de sus viajes por el mundo para confirmar en la fe a los cristianos, así como el servicio de la iglesia a los pueblos.
Fidel se interesó por la opinión de Ratzinger sobre las dificultades que afronta el mundo, la multiplicidad de religiones, entre otros temas. El Papa habló de la dificultad que encuentran los hombres en las sociedades en las que Dios está ausente.