Pánico por los incendios de verano

De nuevo el pánico a los incendios forestales han empezando ha sentirse en el país, con la probabilidad que como en años pasados se produzcan incendios forestales, de inmensas proporciones, que tanto daño hicieron contra la naturaleza causando cuantiosas pérdidas sobre todo en la flora y la fauna en diversas regiones del Ecuador en donde se produjeron. Todo el mundo está atónito por los grandes incendios originados en la amazonía Brasileña y en Perú y Bolivia. Y ante la magnitud de los hechos es muy difícil que los incendios sean apagados por el hombre. En lo que respeta a Ecuador en los últimos 45 días se han producido 920 incendios y conatos en la capital. En este verano hubo un incremento del 76 por ciento en el número de incendios forestales en la capital, en relación con los se produjeron en el mismo período el año pasado. 1716 hectáreas están afectadas por los incendios en este verano, tomándose en cuenta que todavía falta un mes más de verano, que a veces constituye el más propicio para que estos flagelos se produzcan y causen más preocupación y tensión. Los incendios son producidos muchas veces por una acción criminal del hombre y otras veces se producen por hechos propios de la naturaleza , como por ejemplo las altas temperaturas, nunca antes sentidas por el verano, y también por pedazos de vidrio que producen combustión y la consiguiente hoguera. A todos los ciudadanos se les pide que cuiden la naturaleza, y no echen colillas de tabaco, pedazos de vidrio y otros artículos que puedan causar daño y producir los incendios.