Pandemia impidió visitar las tumbas de los seres queridos

Ibarra.- Ayer el panorama en los cementerios de la ciudad lucía totalmente diferente a un tradicional 2 de noviembre que se celebra el Día de los Difuntos. Todos en el caso del cantón Ibarra habían cerrado sus puertas.

Las tradicionales ventas de flores, alimentos y hasta ropa, habían desaparecido. La pandemia sigue pasando factura a la población, hasta el punto de impedir a los seres humanos poder visitar las tumbas de sus seres queridos.

Sobre la disposición.
“El Comité de Operaciones de Emergencia (COE Nacional) pidió que no se abran los cementerios en el feriado de difuntos. En una resolución del 22 de octubre de 2020, el COE Nacional pide a las municipios y prefecturas del país que no permitan visitas a los cementerios en este feriado para evitar la propagación y el aumento de contagios de covid-19 entre las personas que vayan a visitar a sus seres queridos fallecidos.

Otras alternativas.
“Nosotros decidimos venir a Yahuarcocha, este lugar es muy bonito. Al cementerio sí pudimos entrar antes del 2 de noviembre, yo allí tengo a mi mamacita y por tanto sí logré visitar su tumba, nos adelantamos al 2 de noviembre ya que ahora todo está cerrado y por tanto aprovechamos este día para disfrutar de algunos lugares que tiene el cantón, como por ejemplo aquí en Yahuarcocha”, dijo Rubén Pillajo ciudadano ibarreño, pero que vive en Quito.

“Otro sector afectado.
“Este día ha estado un poco malo, la gente pasa en sus propio vehículos a lugares turísticos y mucha gente debido a la pandemia no ha salido de sus casas lo que afecta nuestro trabajo”, dijo Efrén López ciudadano que se dedica a la actividad del taxismo.

El mismo criterio lo tiene Marcos Lucero, el insiste en que el sector dela transportación ha sido uno de los más afectados en esta pandemia. Espera dice el apoyo del Gobierno.