Paliza electoral

En este espacio de opinión, sólo escribimos lo que podemos demostrar. Hoy, vamos a demostrar que en la última consulta popular, el gobierno recibió una verdadera paliza electoral. De gana se adelantaron a festejar, tomando como ciertos los resultados de un ‘exit poll’ mal hecho, según el cual, el SÍ obtenía el 62% y el NO, el 38% de la votación.

Los resultados reales confirman que el SÍ, apenas llegó al 47%, seguido del NO, con el 41%, y los nulos y blancos con el 12%. A continuación, veamos dónde y cómo fue derrotado el gobierno: En la provincia de Bolívar, el SÍ perdió con 20 puntos porcentuales; en Cañar, el SÍ pierde en 8 preguntas; en Carchi, el SÍ pierde con 10 puntos; en Cotopaxi, el SÍ pierde con 15 puntos; en Chimborazo, el SÍ pierde con 12 puntos; en Loja, el Sí pierde con 6 puntos; en Morona Santiago, el SÍ pierde con 30 puntos; en Napo, el SÍ pierde con 20 puntos; en Pastaza, el SÍ pierde con 20 puntos; en Pichincha, el SÍ pierde en 1 pregunta; en Tungurahua, el SÍ pierde con 20 puntos; en Zamora Chinchipe, el SÍ pierde con 20 puntos; en Orellana, el SÍ pierde con 13 puntos; en Europa y Oceanía, el SÍ pierde en una pregunta; En EE. UU. y Canadá, el SÍ pierde en 8 preguntas… Pero, lo que da lugar al título de este artículo, son los resultados del cantón Taisha (Morona Santiago), en donde el NO obtuvo el 80% de los votos y el SÍ, apenas el 5%; más aún, en la parroquia Huasaga/Wampuik, el NO obtuvo el 90% y el SÍ, apenas el 1%. Claro, la soberbia gubernamental, ha tratado de minimizar estos resultados, y, en un ejercicio de autoengaño, algunos funcionarios han ensayado una larga serie de ‘explicaciones’. El caso es que, ahora, el gobierno tiene la delicada y ardua tarea de cumplir con todo lo que ofreció cambiar si ganaba el SÍ; con el agravante de que su credibilidad disminuye cada vez más.  

 David Ruiz Sevilla
davidruizsevilla@hotmail.com