Pailatola, centro turístico cultural

zulema obandoLa loma Pailatola, declarada en 2004 como Patrimonio Cultural de la Nación, se ubica en la ciudad de Atuntaqui, fue  construida en el Período de Integración entre los años 500 d.C–1500 d.C. y era utilizada con propósitos de carácter ceremonial. Por su edificación es única en el Ecuador y es la evidencia más clara del talento y sagacidad ancestral de los aborígenes.

A destacados arquitectos, arqueólogos e investigadores, les resulta difícil explicar cómo se logró construir esta pirámide truncada en forma de “T” de 80 m. de lado en la base, 50 m. en el plano superior y 22 de altura, cómo rellenaron más de 100 mil m3 de tierra, de qué forma trabajaron alrededor de 200 obreros, durante aproximadamente dos años en ésta colosal empresa.

El Gobierno Municipal de Antonio Ante y el Ministerio de Turismo, a través de la Regional Norte, implementaron el “Centro Cultural Turístico y Arqueológico Pailatola”. En su primera fase, se construyeron 200 metros de senderos, con caminería de madera y tableros de información de la tola y su entorno, cuatro miradores naturales e iluminación del recorrido y fondo exterior para destacar el diseño cóncavo de la cima y su base ovalada, resaltando características arquitectónicas únicas de la tola, con el objetivo de recuperar la identidad y valor histórico de esta riqueza arqueológica.

Estas entidades ahora le apuntan a la reconstrucción de la casa de ingreso, incorporando elementos en madera, piedra y barro, y la construcción de un centro de interpretación cultural, que será un centro de enseñanza e información arqueológica del lugar y toda la zona norte, además de generar alternativas de trabajo para los habitantes del sector.

Busca ser un espacio dinámico que fortalezca la identidad y costumbres del Pueblo Kichwa Jatuntaqui, retomando así la tradición y esencia de la existencia misma de la Tola, al reactivar los ceremoniales ancestrales, brindando al turista, una oportunidad de conocer y valorar la cultura heredada, disfrutando del entorno natural, arqueológico y espacio energético, lo que amalgama aquello de que “un pueblo vivo, es aquel que mantiene su cultura viva”.  

 

Zulema Obando H.

crisjuli@hotmail.es