Padres de argentinas asesinadas, a la espera

SANTA ELENA Los padres de las jóvenes argentinas María José Coni, de 22 años, y Marina Menegazzo, de 21 años, encontradas sin vida en la comuna de Montañita, la última semana de febrero, están a la expectativa de los resultados de las pruebas de ADN que determinarán la identidad de los cuerpos hallados en estado de descomposición.


Las muestras de ADN, que se extrajeron de los 2 cuerpos, fueron comparadas con las obtenidas de los familiares de ambas jóvenes. Este proceso se desarrolla en el laboratorio forense de la Fiscalía.

 

DISPOSICIÓN
Por disposición del fiscal Galo Chiriboga, los peritos argentinos también analizan las muestras que la Fiscalía les entregó para que las comparen con las de la madre de María Menegazzo. Chiriboga reiteró que “la presencia de los peritos extranjeros debe darse a través de la Asistencia Penal Internacional, tal como establece la Convención Interamericana de Asistencia Mutua en materia Penal, suscrita en Nassau, Bahamas, en 1992, en la que el Fiscal General del Estado es la autoridad central”.
En las próximas horas se tendrá un informe oficial sobre este proceso de identificación. En tanto, el fiscal del caso, Juan Pablo Arévalo, cuenta con el apoyo de un equipo especializado en diferentes ramas para fortalecer la investigación del crimen de las 2 argentinas, para lo cual se dispuso varias diligencias judiciales.
Los familiares de Segundo P.M., implicado en la muerte de las 2 turistas, contrataron a Héctor Vanegas, jurista guayaquileño, para que defienda a su pariente, que cumplía funciones de guardia privado. Según las primeras indagaciones de la Policía, el detenido confesó el doble crimen. Vanegas es doctor en jurisprudencia y ha sido abogado de casos polémicos y muy mediáticos, como el proceso por la muerte de la cantante Sharon.
Entregó este caso para hacerse cargo de otro como fue el de Angie S., a quien le cortaron la cara y parte de su cuerpo en la zona rosa de Guayaquil. (CB)