Padre abusó de su hija

39f1Ibarra. Luis Y., fue sentenciado a 20 años de reclusión mayor especial por violar a su hija. Los magistrados del Tribunal Segundo de Garantías Penales de Imbabura dieron su fallo.

 

JUICIO. El pasado 31 de julio se realizó la audiencia de juzgamiento a puerta cerrada por ser un delito sexual. Los testigos fueron ingresando a la sala de audiencia a rendir su declaración.
Los abusos se habían cometido por más de una ocasión, la última vez en abril de 2012.

 

ley. El delito de violación se contempla en el artículo 212 del Código Penal y tiene una pena máxima de 25 años de cárcel.

recursos. El procesado permanece en el Centro de Rehabilitación Social de Ibarra. Su defensa puede apelar la decisión de los magistrados para que la sentencia sea analizada por la Sala de lo Penal de Imbabura y como última instancia el recurso de casación.

DETENIDO. El sospechoso de 56 años de edad permanece privado de la libertad en el Centro de Rehabilitación Social de Ibarra. La víctima tiene 13 años.

MALESTAR. El hermano de la víctima  de profesión Policía, nunca se imaginó que su progenitor y quien debía velar por el futuro y seguridad de la niña, abusara de su vástago en la casa donde vivían.
La fiscal Yolanda Muñoz investigó, acusó al sospechoso en la audiencia con pruebas y elementos de convicción.
El día en el que el procesado fue juzgado sus familiares esperaban fuera del tribunal y le acompañaron hasta que el guía penitenciario abordó un taxi y se trasladó a la cárcel de Ibarra.

último caso. Otro caso de violación ocurrió en Urcuquí. Una anciana que fue asesinada a golpes y también fue ultrajada por desconocidos quienes le robaron 500 dólares.
La víctima fue sorprendida en su casa, los delincuentes abandonaron su cuerpo en el patio de la casa.
La Policía encontró el cuerpo tapado con cobijas; la mujer tenía manos y pies atados y su cadáver fue trasladado a  la morgue del hospital San Vicente de Paúl. El sistema de protección de víctimas y testigos de la Fiscalía acoge a personas que hayan sido víctimas de abusos sexuales, como un ejemplo.