Pacto binacional permitió definir líneas de acción en Tulcán

Tulcán. El séptimo encuentro binacional (Ecuador-Colombia) de salud, permitió consolidar las estrategias para aplicarse en zona de frontera.

Evento. Durante cuatro días el hospital Luis Gabriel Dávila de Tulcán, fue el epicentro de la reunión internacional.

El balance fue positivo. El cónclave permitió establecer una guía de trabajo en 4 ejes estratégicos. Las mesas de salud sexual y reproductiva; enfermedades transmitidas por vectores, salud infantil y vigilancia epidemiológica.

Propósito. “Las reuniones bilaterales nos permiten dar una atención inmediata cuando ocurre un evento a nivel de frontera”, explica Fátima Tejada, analista de reglamentos internos de la coordinación de salud.

Aunque los sistemas de salud de los dos países son totalmente diferentes, este tipo de reuniones permite homologar una misma atención para los usuarios.

En territorio. La articulación con el Ministerio de Salud Pública de Ecuador y su par de Colombia, es fundamental para mitigar el impacto en la población de los dos países. “Nosotros (Ecuador) tenemos un sistema de salud totalmente gratuito. En Colombia todo funciona mediante aseguradoras”, acota Tejada.

Las palabras de la funcionaria concuerdan con Lyther Reyes, coordinador de la zona 1 de salud quien ratifica que “La Constitución del Ecuador, garantiza los derechos de todos los ciudadanos, por lo tanto, la construcción colectiva es la clave para poder articular los objetivos pensando siempre en el bien común”.

Presente. La provincia de Carchi cuenta con 54 centros de salud, 1 hospital básico en San Gabriel, 1 en el Ángel y el Hospital General Provincial Luis Gabriel Dávila en la ciudad de Tulcán para dar respuesta efectiva con calidad y calidez a la población del cordón fronterizo.

“Este tipo de encuentros son muy importantes para nosotros. Pues muchas veces no sabemos cómo actuar ante alguna eventualidad”, dijo Rosario Jaramillo, madre de familia colombiana que recibe atención de salud en Tulcán.

En Rumichaca. Como respuesta al incremento del flujo migratorio en la frontera norte a donde han llegado 35 mil extranjeros en los últimos meses. Hasta el mes pasado el Ministerio de Salud Pública (MSP) realizó cerca de 25 mil atenciones en salud a quienes se les aplicó vacunas y realizó exámenes médicos.

Desde el MSP se han articulado esfuerzos con el apoyo de organizaciones internacionales en temas de salud para solventar las necesidades básicas de los ciudadanos extranjeros durante su paso por Ecuador.

Cifras. Durante el 2019 el MSP ha coordinado la cooperación con la Dirección de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comunidad Europea (ECHO) de quienes se recibió insumos y equipos médicos para los establecimientos de salud en las provincias de Esmeraldas, Sucumbíos, Imbabura, Loja, Zamora, El Oro y Pichincha.

De igual manera, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) está apoyando con el fortalecimiento de los puestos de salud en frontera; para lo cual ha donado e instalado una carpa en el Puente de Rumichaca para la atención a los migrantes.