Pachakutik analiza medidas de hecho emitidas por el Tribunal Contencioso

IBARRA.- “El Tribunal Contencioso Electoral y el CNE responde a intereses claramente definidos. El fraude electoral se consumó”. Así lo confirmó a EL NORTE, Mario Ruiz, asambleísta de Pachakutik en Imbabura.

El legislador otavaleño criticó el veredicto del máximo órgano electoral del país, que rechazó la apelación de Yaku Pérez y ratifica los resultados de los pasados comicios del 7 de febrero, ratificando así el pase a la segunda vuelta de Andrés Arauz y Guillermo Lasso.

Hasta el cierre de esta edición se realizaba dos cónclaves entre el bloque de asambleístas electos por un lado y por el otro, los líderes del movimiento Indígena.

“Vamos a tener un consejo político ampliado, es una decisión colectiva. Es lamentable para la democracia del Ecuador que no se haya garantizado la transparencia”, acotó María Ercilia Castañeda.

Pérez había impugnado los resultados de la primera vuelta que según el Consejo Nacional Electoral (CNE), ente que organiza los comicios, colocaron al economista de izquierda Andrés Arauz y al exbanquero de derecha Guillermo Lasso para disputar el balotaje presidencial del 11 de abril.

El objetivo de Pachakutik era que el TCE dejará sin efecto la resolución del CNE, con la que se efectuó el recuento de 31 actas de más de 20 000 presentadas con supuestas inconsistencias. Esto como parte de un reclamo a los resultados de la primera vuelta.

Los resultados proclamados por el CNE colocaron en segunda vuelta a Andrés Arauz (Unes) y a Guillermo Lasso (Creo-PSC).

Manuel Catucuago, presidente de la Federación Indígena y Campesina de Imbabura, FICI, aseguró que era una resolución que no los sorprenden, pues el TCE responde a intereses de dos grupos que no quieren que Yaku Pérez sea presidente.

“Estamos en coordinación con las organizaciones. Entre hoy –ayer- y mañana haremos público nuestra posición”, adelantó el dirigente.

A nivel nacional algunas organizaciones analizan realizar un paro ante la decisión del TCE.