otros no tan bueno

Ibarra. El feriado de carnaval que termina hoy, deja un sabor agridulce para el sector hotelero de la provincia. En algunos casos se cumplieron las expectativas, en otro se evidenció un bajo número de turistas.

La capital imbabureña literalmente lució vacía, salvo el carnaval de colores que se realizó en el parque Ciudad Blanca.

El Coangue en el Valle del Chota; Olas de Río en El Juncal y el Carnaval del Sol en Pimampiro, fueron entre otros, los eventos que concitaron el interés de los turistas que arribaron a la provincia.

“Como hostería hemos logrado el objetivo. Hemos estado en toda su capacidad. Esperemos que todo el gremio este bien”, explicó Carlos Salazar, gerente de la Hostería Cananvalle.

Expectativa. Salazar quien también es presidente de la Asociación de Hoteleros de Imbabura, aseguró que hasta el viernes se conocerán las cifras oficiales y se tendrá el balance de lo que dejó el feriado. Sin embargo reconoció que la actividad turística ha venido a menos por una serie de inconvenientes.

“Si hacemos un poco de retrospectiva el problema del país inicia desde que hubo el terremoto en la costa y el paro nacional. Esto ha creado un pequeño bajón a nivel nacional”, corroboró.

Imbabura tiene todos los aditamentos necesarios para tener turismo durante todo el año. Su riqueza natural y paisajística es un atractivo de la localidad.

Contrapunto. Aunque no quiso hablar públicamente, uno de los entrevistados por este medio aseguró que la presencia de turistas durante este feriado no fue buena. La falta de promoción fue uno de los principales obstáculos para que lleguen máa visitantes a la localidad. Sin embargo reconoció que Imbabura tiene todo lo necesario para ser potencia turística a nivel nacional.

Arturo Mier, Jefe de Turismo y Artesanía de la Prefectura, refirió que en la institución hay una apertura amplia para impulsar estrategias encaminadas a fortalecer la rama del emprendimiento. Según Mier, aparte de respaldar la realización de eventos feriales, existe un rubro económico para financiar iniciativas de quienes ponen en marcha diversos proyectos de carácter productivo. La i-dea es multiplicar este tipo de acciones que generan más plazas de empleo en favor de la población imbabureña.

Jaime Sarzosa, dirigente de los artesanos y bordadoras de la comuna, agradeció el respaldo que reciben en toda época del año, pues dijo, esto ha servido para dinamizar su labor y, sobre todo, para fortalecerse. Subrayó que poco a poco la organización de artesanos y emprendedores ha ido mejorando, a tal punto que, ahora son más de 50 familias las que permanecen unidas.

“La Prefectura sigue siendo la institución en donde encontramos apoyo permanente para seguir adelante, lo cual agradecemos”.

Sentir. “En mi caso el carnaval ha sido muy corto. Decidimos venir acá a Imbabura pues es una provincia fantástica. Aquí en la hostería Canavalle es un lugar espectacular por todo ese entorno natural e increíble”, contó Carlos Puente, uno de los turistas que arribaron a la ciudad. En materia de seguridad, la tranquilidad se ha mantenido en la provincia.

Hasta el cierre de edición no se registraban mayores inconvenientes.