Otro barrio que se suma a los problemas generados por la PTAR

La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales PTAR, ubicada sobre el río Tahuando, sigue generando contratiempos.

Ahora son los moradores del sector de la Av. Carchi, quienes se encuentran preocupados con el tema, de lo que dicen se provoca a consecuencia del trabajo de la planta, hablan de malos olores y ruidos excesivos. Ayer delegados de la Defensoría del Pueblo estuvieron de visita en el sector con la finalidad de constatar lo que está sucediendo.

“Mis niños se enfermaron, ellos están en Portoviejo, según han dicho los médicos es por situaciones respiratorias, se enferman constantemente, se decaen, no pueden caminar, eso nos ha obligado a tener cerradas las puertas porque vienen unos olores tremendos, ha disminuido sí, pero el olor es bien fuerte no a excrementos, sino a una mortecina”, dijo Rafael Cabrera, uno de los moradores que ayer fue encuestado, al igual que 14 personas más del sector.

La semana pasada EL NORTE constató que los ciudadanos del Barrio “Mayor Galo Larrea”, ubicado cerca al río Tahuando, también están muy preocupados, ya que las aguas servidas que bajan por el río Tahuando desembocan cerca a su sector generando malos olores.

“Nosotros pediríamos que se nos seque definitivamente el desagüe del río Ajaví, lo ideal sería que todo se vaya a la planta porque de lo contrario la planta no sirve de nada. Nosotros de esto fuimos hablar con el señor (Gustavo) Andrade, gerente de Emapa-I, ya que a raíz que hicieron la planta esto provocaba un olor hasta más fuerte.

En ese entonces el gerente de EMAPA-I me supo manifestar que el olor venía del alcantarillado no de la planta y que por tanto, nos dijo que ahí no había nada qué hacer”, dijo Cecilia Morales, presidenta del barrio a este medio.

Ella, aseguró que este no es un problema nuevo, pero sin duda ha empeorado.

Defensoría del Pueblo.
“Nosotros tenemos un expediente defensorio sobre esta situación, desde luego que es importante que tengamos insumos y datos que avalen lo que los moradores están denunciando”, dijo la delegada de la Defensoría del Pueblo en Imbabura, Katherine Andrade.

La funcionaria personalmente estuvo ayer realizando las encuestas a los ciudadanos del barrio ubicado en la Av. Carchi.

“Se dice que hay una vulneración de derechos, de que aquí en el sector hay personas adultas mayores y con enfermedades catastróficas, justo eso queremos averiguar. Para eso también hemos solicitado información a las instituciones que están involucradas en este tema.

Ya nos han facilitado la información, tanto la Emapa-I, como la Prefectura de Imbabura. Hemos pedido de igual manera que el Ministerio del Ambiente con sus técnicos haga una visita en el sitio para así nosotros poder tener más insumos sobre este tema.

Es importante recordar que nosotros no somos un ente sancionador, pero sí vamos a verificar que no existan afectaciones en contra de la ciudadanía, por eso hemos venido aca”, dijo Andrade.