Otra vez las preocupaciones

El pasado jueves un sector que siempre sufrió el efecto de las inundaciones volvió al mismo calvario en Ibarra. Pero no solo eso, sino que la preocupación de los habitantes de sectores aledaños al exaeropuerto, quienes viven en la urbanización Pilanquí del BEV, urbanización El Jardín, nuevamente se mostraron preocupados porque el invierno ha desnudado las mismas falencias de siempre.Nadie quiere volver a vivir lo que sucedía en épocas pasadas en donde los torrenciales aguaceros no solo que causaban lodazales, daños materiales, sino que también cobraban vidas humanas como ocurrió en el mes de abril de 2011 en el sector de Tanguarín. Desde la municipalidad se anunció que el trabajo para evitar desgracias era una prioridad. Se habló de labores técnicas para frenar los efectos de las famosas escorrentías y lastimosamente no ha pasado mucho tiempo y se deja en mal predicamento a las autoridades que deberán rendir cuentas de lo que se ha hecho, de lo que se ha dejado de hacer o de lo que se ha hecho mal. No se puede jugar con ofrecimientos y con justificaciones que no vienen al caso, la población está reclamando seriedad y eficiencia en la obra pública.