16-01-2020 | 07:30

Un lote del barrio Ángel Escobar está en disputa

Sectores como Los bosques de San Pedro, Casa Miranda, Verde Valle y Cemento Selva Alegre están ubicados alrededor de este barrio.

Otavalo. El área verde utilizada para actividades de recreación en el barrio Ángel Escobar Paredes, ha entrado en disputa, ya que según los vecinos aparece un supuesto propietario.

Una resbaladera, dos arcos, sube y baja, pasamanos y unas cuatro bancas, son parte de este espacio que beneficia a los moradores.

Además de las necesidades como la falta de alumbrado público, seguridad y recolección de basura, los habitantes de esta barrio del cantón se muestran preocupados y a la espera de una respuesta por parte de la municipalidad.

Proceso. Rodrigo Velasco, presidente del barrio, explicó que con este espacio se ha venido trabajando desde hace 28 años.

Sin embargo, el 12 de diciembre la directiva barrial recibe una documentación donde se especifica que el terreno cuenta con escrituras del año 76 y que posiblemente sea recuperado por los dueños anteriores.

Velasco considera que es una situación absurda porque se basan en una escritura de aquel año, “en el transcurso de estos años ha existido desmembraciones de terrenos”, dijo.

Con una documentación en mano, añadió que han ingresado un oficio al Municipio con fecha 17 de diciembre de 2019 solicitando que este trámite de los supuestos propietarios se paralice.

Hace unos días el presidente del barrio se acercó a las oficinas de la municipalidad pero le informaron que aún no estaba sumillado, aunque cuando dejó el oficio le indicaron que en ocho días laborables tendría una respuesta.

“Son documentos que no deben tardar en entregar, es inmediato, porque las personas que suponen ser dueños de este lote están moviéndose e incluso ya quieren venir a poner sus linderos”, agregó Velasco.

Clave catastral. El presidente también aclaró que cuentan con la clave catastral de este predio como área verde.

Asimismo mencionó que han elaborado dos planos, en uno de estos la administración anterior del barrio pretendía construir una casa barrial pero fue negado porque el espacio es un relleno.

“Yo no sé qué van a hacer los supuestos dueños en el caso de que se dé la recuperación, si está prohibido construir por el Municipio”, añadió.

Los moradores con sus propios recursos también trataron de hacer el cerramiento en la rivera del río El Tejar, para que los balones que son utilizados por los niños, no caigan al otro lado. Este pedido también fue negado.

Los vecinos también cuentan con unos planos aprobados por el Municipio de Otavalo, con fecha del 95.

Velasco se pregunta porqué están dando paso en el Municipio si el terreno cuenta con un registro catastral como área verde.

Todo lo que se ha ejecutado en este sector ha sido por el apoyo de los mismos moradores. Por las noches este espacio donde llegan a hacer deporte los jóvenes, es oscuro.

A la espera. El expresidente del barrio, Raúl Antamba, supone que el Municipio es el dueño de este terreno porque cuenta con la clave catastral, “yo no entiendo hasta dónde las autoridades generan una propiedad municipal sin saber los antecedentes”, agregó.

Asimismo manifestó que con la anterior administración municipal insistió tres veces para la construcción de la casa comunal.

En una, solicitaron la construcción, en otra solo la elaboración de los planos y por último solo el permiso para ellos hacerse cargo de la obra, pero también fue negado todo.

Necesidad. Otro tema preocupante en esta zona son los lotes que estarían abandonados por los propios dueños.

Para Antamba esto ha generado inseguridad e insalubridad. “Perros callejeros, la basura, etc, etc. El Municipio tiene armas legales para combatir esto”.

Indicó que hay una ordenanza que está en vigencia desde 2015, pero “no lo aplican, no quieren, no les da la gana”, precisó.

Aproximadamente 23 lotes lucen abandonados por varios años y ahora los moradores de este sector esperan la ayuda necesaria por parte de las autoridades municipales.