02-12-2019 | 09:15
(I)

Un circuito lúdico para simular una discapacidad

El 3 de diciembre se conmemora el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. La finalidad es promover los derechos y el bienestar en todos los ámbitos de la sociedad.

Otavalo. Estudiantes de nueve unidades educativas fueron parte de una dinámica donde tuvieron que actuar como personas con discapacidad.

Andar en sillas de rueda con una cuchara en la boca que sostenía un huevo; armar un rompecabezas con los ojos vendados; decir un trabalenguas con lenguaje de señas y caminar con una muleta simulando que les hacía falta una pierna, fueron las actividades que hicieron los alumnos de la Unidad Educativa Isaac Jesús Barrera.

Este evento organizado por el centro cultural Gustavo Alfredo Jácome forma parte del Día Internacional de las Personas con Discapacidad que se conmemora mañana 3 de diciembre.

El circuito lúdico inició el lunes y terminó el viernes. Anita Vela, administradora del centro cultural Gustavo Alfredo Jácome, explicó que organizaron este circuito para que los niños palpen la realidad de una persona con discapacidad.

Charla educativa. Previo a esto fueron parte también de una charla de sensibilización donde compartieron ciertos tipos de paradigmas que se quieren romper para poder desarrollar un mundo para todos, como se designó a esa semana.

La idea principal, según la administradora del centro, fue tener un enfoque con los más jóvenes para que lleven el mensaje a cada uno de sus hogares. “Que sepan que las personas con discapacidad no necesitan que les tengamos pena sino que creemos un mundo en condiciones iguales para todos”, aclaró.

Fernando Landeta, fisioterapeuta del centro de rehabilitación Fisiovida, indicó que la finalidad también es concientizar a los niños sobre la discapacidad, “cuando hablamos de esto lo que buscamos es cambiar un poco el pensamiento que tenemos, lastimosamente hemos visto que aún se discrimina mucho a las personas con discapacidad cuando se limita de sus funciones”.

Asimismo agregó que si bien es cierto las personas con discapacidad tienen una limitación, pero esto no quiere decir que sean incapaces, “nosotros somos quienes lastimosamente estamos incapacitando a estas personas”, dijo Fernando.

Objetivo. La idea de este circuito lúdico no es generar pena sino que de alguna manera se valore el esfuerza que las personas con discapacidad hacen diariamente en su vida. “El mensaje que queremos dar es que las personas con discapacidad al igual que nosotros tienen problemas, pero ellos tienen que hacer un doble esfuerzo al tener discapacidad”, añadió.