19-01-2020 | 07:30

Tratamiento para dejar de consumir alcohol y drogas

A este centro que está ubicado en la ciudadela Rumiñahui, en Otavalo, pueden ingresar solo hombres desde los 12 años de edad hasta los 17.

Otavalo. El Centro Especializado de Tratamiento para Personas con Consumo Problemático de Alcohol y otras Drogas (Cetad) está ubicado en Otavalo, específicamente en la ciudadela Rumiñahui y atiende actualmente a ocho personas.

Mónica Nicolalde, directora del Distrito de Salud 10D02, indicó que el Gobierno Nacional tiene como objetivo priorizar la ayuda en los sectores vulnerables brindando todo su contingente.

En ese sentido, explicó que el centro está destinado a adolescentes varones con problemas del consumo de alcohol o sustancias psicotrópicas.

Además, cuenta con referencia a nivel nacional, es decir, no solo pueden llegar personas del cantón sino de todo el país.

El servicio es totalmente gratuito, Nicolalde aseguró que todos los servicios de salud tienen esa característica.

Capacidad. Este espacio tiene una capacidad de hasta 20 pacientes, que tienen seis meses para ser parte del proceso de rehabilitación.

La directora agregó que quieren que exista un bienestar de todo el conjunto de salud, es decir, su parte personal, afectiva y familiar.

En el Cetad se trabaja no solamente con los jóvenes adolescentes sino que hay también programas de medicina familiar y psicología porque el objetivo principal es que haya un reinserción y una mayor adaptabilidad a las actividades normales de los adolescentes.

“Todos estos servicios son gratuitos, necesitamos que haya la voluntad de las personas y sus familias de acogerse a las terapias que nuestros técnicos les ofrecen”, dijo la directora.

El primer nivel de contacto o atención son los centros de salud, desde ese espacio se derivan las atenciones y se refieren al centro especializado de tratamiento para que puedan dar la continuidad a los problemas.

El tema de drogadicción y alcohol genera muchos trastornos de comportamiento en los adolescentes, según el psicólogo Andrés Jaramillo, responsable técnico del Cetad.

Sin embargo, el presupuesto anual se lo rige por necesidad institucional. La última inversión fue de alrededor de 40 mil dólares, así lo manifestó Jaramillo.

De la misma forma señaló que se debe tomar en cuenta que estas personas son drogo-dependiente, que dependen de la droga para normalizar la situación, pero si no consume puede generar ansiedad o síntomas psicóticos.

Tratamiento. Una vez que estas personas ingresan tienen valoraciones psicológicas, psiquiátricas y médicas para conocer el estado integral de salud de cada uno.

Los chicos también son parte de varias actividades que reciben en el centro.

Jaramillo añadió que cuentan con psiquiatra, médico y nutricionista bioquímico.

Incluso son parte de algunas clases. Existe un acuerdo con el Ministerio de Educación para que prosigan con sus estudios y no puedan perder el año.

A los cinco meses de tratamiento, es decir, un mes antes de que acaben, empiezan con la inclusión.

Según el psicólogo, por una semana o dos dependiendo del juicio clínico, pueden ir a sus casas pero nuevamente deben regresar para el examen toxicológico y analizar su forma de actuar con la sociedad, su familia y consigo mismo.

Problema general. El psicólogo también acotó que la droga es un problema general que no se puede identificar en qué lugares se consume más.

Asimismo mencionó que cuentan con resultados positivos, ya que conocen a chicos que tienen un trabajo estable, han formado una familia y tienen una reinserción con la sociedad.

“Como Ministerio de Salud estamos abiertos para atender cualquier necesidad de la comunidad”, precisó Mónica Nicolalde.